La definición de Cristina Kirchner de no ser candidata en 2023 abrió un sinfín de opciones y especulaciones para el oficialismo en vistas a las elecciones. El foco se posa en buena parte con lo que sucede en la provincia de Buenos Aires, ya que es el bastión electoral del peronismo K, y, en este sentido, la lupa también hace foco en el destino del gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

El mandatario dio a entender días atrás que irá por la reelección. Sin embargo, entre los intendentes y la dirigencia toda reconocen que el armado electoral pasará en definitiva por la estrategia que la propia vicepresidenta plantee. En este contexto, y a modo de reaseguro territorial, también asoma una idea de desdoblamiento electoral como ya se planteó en otras provincias. “Estoy abierto a la discusión. He escuchado a sectores de un lado y del otro”, dijo el exministro de Economía.

Kicillof no le cerró la puerta al tema y advirtió sobre un eventual desdoblamiento en la provincia que gobierna: “La discusión está vigente, pero no porque sea mi voluntad. Reflejo que hay una discusión en curso”.

“Observaba lo que ocurrió en varias provincias y la verdad que nosotros, para hacerlo, necesitamos una mayoría legislativa que no tenemos, porque es por ley que hay que determinarlo. Por lo menos las PASO son simultáneas con las nacionales. Asique necesitamos una mayoría, y en eso habría que encontrar un acuerdo con la oposición”, ahondó el gobernador bonaerense.

El escenario en la Legislatura provincial no es el más auspicioso para el oficialismo. Con un Senado polarizado con 23 bancas para cada fuerza, el Frente de Todos precisa siempre de Juntos hasta para darle inicio a las sesiones. En Diputados, con algunos bloques minoritarios haciendo de aliados podría avanzar, pero sin el Senado no hay ley posible.

A diferencia de las provincias que ya avanzaron con el desdoblamiento electoral, Buenos Aires tiene un peso específico y es que reúne el 37% del padrón. Indefectiblemente lo que ocurra en el territorio que hoy gobierna Kicillof impactará en la gran elección hacia 2023 que tendrá, eventualmente, la particularidad de que Cristina Kirchner no será la candidata del oficialismo.

Por admin