Este miércoles el presidente de la Nación, Alberto Fernández, le tomó juramento a Sergio Massa como ministro de Economía, Agricultura y Desarrollo Productivo tras renunciar a la Presidencia de Diputados y a su banca. No estuvieron presentes ni la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ni su hijo y líder de La Cámpora Máximo Kirchner.

Del acto participaron legisladores del FdT, funcionarios, gobernadores, intendentes y sindicalistas, lo que representó un fuerte respaldo al dirigente de Tigre por parte de todos los sectores oficialistas. De hecho, desde ceremonial de Casa Rosada habían cursado 500 invitaciones, y se optó trasladar la jura al Museo del Bicentenario para una mayor comodidad.

En ese contexto, la oposición salió al cruce con un interrogante para el Gobierno: “¿Qué festejan?”.

“Más de 500 invitados y clima de festejo en la jura del nuevo ministro de Economía. La inflación en tres dígitos, los dólares financieros a $300, la deuda en pesos impagable, el Banco Central con reservas negativas”, disparó el titular del bloque UCR en Diputados, Mario Negri, y remató: “¿Qué festejan?”.

En el mismo sentido y desde el mismo espacio se pronunció su vicepresidenta, Karina Banfi, quien escribió: “La jura de Massa como ministro de Economía muestra lo fuera de la realidad que están en este gobierno. No se entiende qué celebran. El presidente insistiendo con la pandemia y la guerra cuando el drama que vivimos es producto de sus riñas internas y malas decisiones”.

“Habemus Papa y Economía es ministerio!  ¡Aguante Moria, también! ¿Qué puede salir mal?”, escribió el diputado del Pro Fernando Iglesias y agregó: “Es como si a mi tía la pusieran a manejar un Fórmula 1: le deseo suerte, pero lo más probable es que se pegue un palo. Con Massa es igual, porque los principales economistas que tiene a su alrededor, como Redrado, Nielsen o Peirano, le dijeron que no”.

Por el lado del Frente de Izquierda se pronunció Nicolás del Caño: “Por si quedaba alguna duda, Alberto Fernández deja claro que será un presidente más decorativo con la asunción del superministro Massa”.

El exdiputado nacional Álvaro de Lamadrid escribió: “Todo sigue igual. No están pensando en el país ni en la gente. Sólo en durar, maquillar, chantajear, extorsionar y emboscar. Cristina amasa la torta de despedida de Alberto y Massa y éste último cree podrá relevarla del control y con ayuda de propios y extraños ser opción en 23”.

Por admin