Juan Manzur le armó a Silvina Batakis una cumbre con gobernadores para exhibir respaldo político a su plan de ajuste del déficit fiscal, pero la convocatoria fue pobre. Apenas cinco mandatarios visitaron a la ministra de Economía, lo que generó pases de factura en el oficialismo.

 

El fracaso de la iniciativa no es menor, luego de su anuncio Batakis avanzó poco y nada en el ajuste de las cuentas y como reveló LPO, la emisión del Banco Central para asistir al Tesoro está en niveles récord, lo que a su vez es más nafta para una inflación que esta descontrolada.

Sólo Axel Kicillof (Buenos Aires), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Raúl Jalil (Catamarca), se acercaron al depacho de Batakis, que además el Gobierno se cansó de promocionar desde su asunción como una interlocutora de lujo de los gobernadores, por su anterior cargo de relación con las provincias en el Ministerio del Interior,

El gobierno filtró el domingo la realización de la reunión de Batakis con los gobernadores, pero la mayoría de los mandatarios no estaba ni siquiera al tanto. Pero la convocatoria fue muy modesta: apenas cinco mandatarios llegaron a la Rosada y otros tres participaron por Zoom.

Una versión surgida desde el gobierno cuando se insinuaba el faltazo masivo fue que otros jefes provinciales se conectarían por videollamada, pero al final eso tampoco ocurrió.

El gobierno filtró el domingo la realización de la reunión de Batakis con los gobernadores, pero la mayoría de los mandatarios no estaba ni siquiera al tanto. Con el correr de las horas, desde la Rosada fueron bajando las expectativas y esta mañana Manzur dijo que la funcionaria se reuniría «con tres o cuatro».

La idea del tucumano era aprovechar el acto en el que Alberto Fernández anunció un plan de obras públicas y reunir con Batakis a los gobernadores que vinieran a Buenos Aires. Pero la convocatoria fue muy modesta: apenas cinco mandatarios llegaron a la Rosada y otros tres participaron por Zoom.

En el gobierno nadie se hizo cargo de la convocatoria a la reunión, aunque todos apuntaban a Manzur. Los canales habituales para convocar a gobernadores son la Secretaría General o el Ministerio del Interior, pero en esas oficinas se despegaron.

En el entorno de Manzur se limitaron a informar que a la reunión con la ministra sólo se convocó a los gobernadores que serían parte del acto de Alberto y que habrá otros encuentros a medida que los mandatarios se encuentren en Buenos Aires.

En medio de la interna feroz del oficialismo la modesta convocatoria generaba múltiples interpretaciones. Una de esas versiones apuntaba a un operativo para despegarse de las primeras medidas de Batakis, aunque no pocos especulaban con un vacío a Manzur o al propio Alberto.

Nadie explica entonces el problema original: ¿por qué apenas un puñado de gobernadores vino al acto de Alberto? En medio de la interna feroz del oficialismo la modesta convocatoria generaba múltiples interpretaciones. Una de esas versiones apuntaba a un operativo para despegarse de las primeras medidas de Batakis, aunque no pocos especulaban con un vacío a Manzur o al propio Alberto.

Una versión coincidente entre varias fuentes del peronismo es que muchos gobernadores se enteraron de la reunión por los medios y nunca fueron invitados formalmente, lo que confirmaría que sólo invitaron a un pequeño grupo.

En sectores del Frente de Todos y algunos gobernadores creen que esa posibilidad es incluso peor que la decisión de invitar sólo a un grupo.

Por admin