La Justicia federal imputó a Roberto Feletti por el millonario subsidio que le otorgó a la concursada Molinos Cañuelas poco antes de dejar su cargo de secretario de Comercio Interior.

El fiscal federal Ramiro González aceptó una denuncia de legisladores de la Coalición Cívica e impulsó la investigación ante el juez Ariel Lijo. La presentación apuntaba a posibles delitos de defraudación contra la administración pública y lavado de activos.

Como explicó LPO, el viernes 22 de mayo, un día hábil antes de renunciar, Feletti autorizó un pago de $ 1.100 millones (el 80% de lo transferido por la Secretaría) a Molinos Cañuelas como parte de la puesta en marcha de un programa denominado «Fondo de Estabilización del Trigo Argentino».

Molino Cañuelas es la empresa líder en molienda de harinas, pero el año pasado pidió el concurso de acreedores sobre una deuda de más de u$s 1.400 millones que dejó de pagar en septiembre de 2018. «Un dato llamativo es que al resto de las compañías se les exige no tener deudas fiscales para cobrar subsidios, pero la excepción es Molinos Cañuelas», denunciaron los opositores.

 

El fiscal González pidió citar a declarar a los denunciantes y requerir información a la Secretaría de Comercio Interior sobre los beneficiarios del Fideicomiso y los montos entregados a cada molino.

González también pidió una copia del concurso preventivo de Molinos Cañuelas y solicitó información a la Auditoría General de la Nación y a la Sindicatura General de la Nación sobre si hay algún informe sobre el fideicomiso.

LPO adelantó que el nuevo secretario de Comercio Interior, Guillermo Hang, tiene intenciones de desmantelar el fideicomiso triguero que ideó Feletti, justamente, por las sospechas de favoritismo hacia Molinos Cañuelas que despertó en el sector.

Por admin