Tras haberse unido para convocar a una sesión especial, que luego se unificó con la solicitada por el oficialismo, la mayoría de los bloques de la oposición lograron aprobar este jueves una moción de emplazamiento de comisiones para que comiencen a ser tratados los proyectos que impulsan la implementación de la boleta única de papel, de cara a las elecciones de 2023.

La votación resultó con 132 votos a favor, de Juntos por el Cambio, el interbloque Federal, Juntos Somos Río Negro, los cuatro diputados liberales -Avanza Libertad y La Libertad Avanza-, el neuquino Rolando Figueroa y el riojano Felipe Álvarez, que volvió a diferenciarse de su compañero del bloque SER. Además, el dato llamativo fue el voto a favor de Romina Del Plá, del FIT-PO.

Los 116 votos en contra fueron del Frente de Todos; del santacruceño Claudio Vidal, del bloque SER; y del misionero Carlos Fernández, que se diferenció de sus pares rionegrinos compañeros del interbloque Provincias Unidas.

En tanto, las abstenciones correspondieron a Myriam Bregman, Nicolás Del Caño y Alejandro Vilca del FIT-PTS.

La moción no solo incluyó que el próximo martes se constituyan las comisiones de Asuntos Constitucionales -a las 14- y la de Justicia -a las 15-, sino que el miércoles 11 de mayo a las 10 se inicie el debate en un plenario de esas comisiones junto además a la de Presupuesto y Hacienda.

También, la oposición definió un cronograma para que haya reuniones los días martes 17, 24 y 31 de mayo, y que en ese encuentro del último día del mes se firme el dictamen o los dictámenes.

Al ser considerados en el temario ocho proyectos relacionados al tema, los cuales no tenían dictamen de comisión, en primer lugar se votó a mano alzada habilitar el tratamiento, lo cual resultó rechazado, pues no se alcanzaban los dos tercios, situación de la cual era consciente la oposición.

Luego llegó entonces el pedido de emplazamiento de las comisiones, que estuvo a cargo de la secretaria parlamentaria de Juntos por el Cambio, la macrista Silvia Lospennato.

Antes de la votación, en una breve intervención de jefes de bloques -en su mayoría-, el presidente de la UCR, Mario Negri, quien arrancó celebrando que el recinto volviera a encender sus luces para sesionar. Luego pidió al presidente de la Cámara que se terminen de constituir las 26 comisiones que faltan armar y, por último, o en primer lugar, como aclaró, celebró “la visibilidad y la idea de que se haya logrado esta sesión con temas que importan a la gente en los distintos niveles: institucional, de la salud, y problemas que padecen sectores de la sociedad”.

“Estamos absolutamente contentos”, señaló en referencia a la posibilidad de tratar boleta única de papel, y destacó el acuerdo alcanzado “inclusive entre los que competimos”. Significa “hablar de transparencia electoral; significa terminar con la idea y la sospecha de la trampa cada vez que hay una elección; significa igualdad para los que no tienen controles ni fiscales; significa que la Argentina se incorpore a muchos países del mundo donde este tema es central”, expresó.

El cordobés admitió que desde la oposición no tendrían los dos tercios de los votos para habilitar los proyectos, y aclaró que pretendían que fuera abordado en profundidad, pues “no es intención tratarlo con liviandad. Pero tampoco que se pierda en el tiempo”. Y anticipó que luego irán por ficha limpia y extinción de dominio.

A su turno, la macrista Graciela Ocaña enfatizó que “este es el año para que la boleta única de papel sea ley en Argentina”. Para la diputada, esta herramienta apunta a “mejorar la transparencia electoral” y “terminar con viejos vicios de nuestro sistema”, además de “ahorrar fondos al Estado”. En ese sentido, apuntó que si el año pasado se hubiera aplicado, se hubieran ahorrado “3.000 millones de pesos que podrían ser afectados a políticas públicas y a los sectores populares de la Argentina”. También abogó por que pueda avanzar el proyecto de ficha limpia.

“Estamos ante una propuesta de introducir la modernidad y terminar con el arcaísmo de la boleta de cada partido”, sostuvo el diputado del Pro Alberto Asseff, quien subrayó que este cambio significaría un ahorro de 7 mil millones de pesos, como así también, entre otras cosas, evitaría “el robo de boletas y el voto cadena”. “No afecta más que a los tramposos”, sumó.

Más adelante, el titular de Evolución Radical, Rodrigo de Loredo, celebró que se “haya articulado un consenso positivo; es una buena noticia en una Argentina dividida, fragmentada”. Sobre la boleta única, ponderó que en su provincia “las experiencias cordobesas fueron todas exitosas” y “la gente supo cómo votar”. Agregó luego que de 160 democracias que hay en el mundo, “solamente 16 países aún no la adoptan” y eso “nos interpela como sistema político argentino”.

En su intervención, el jefe de la CC-ARI, Juan Manuel López, recordó que en el año 2007 desde su espacio sufrieron un “robo sistemático de votos”, y al año siguiente presentaron entonces el primer proyecto de boleta única. También destacó cuando en 2016 se votó la boleta electrónica. “La votó usted también, señor presidente”, señaló en referencia a Sergio Massa.

“Nuestra democracia está en peligro, aportemos un elemento para que se consolide en el corto plazo. Ojalá en un mes estemos votando boleta única”, completó.

Desde Encuentro Federal, Margarita Stolbizer hizo hincapié en “la necesidad de construir ámbitos de diálogo y de consenso para avanzar justamente en lo que significa una reparación de mucho tiempo” hacia la “equidad y transparencia electoral”. La bonaerense abogó por que el debate se dé en un marco de “consultas con universidades, organizaciones sociales y alcanzar el mejor proyecto” con “la mejor técnica legislativa”. “Nos va a demandar un trabajo muy intenso”, anticipó, pero consideró que “si no es ahora, perderemos el momento para hacerlo”.

Por Identidad Bonaerense, Graciela Camaño señaló que “cualquier sistema electoral debe tener como prioridad la posibilidad de la facilitación al sujeto activo de elegir”, apuntando que solo 16 países del mundo mantienen el sistema nuestro que tiene “casi cien años”, algo que consideró “no solamente anacrónico, sino que vulnera el derecho del sujeto activo al cual tenemos que cuidar”.

“Facilita la trampa”, resumió, y recordó luego que 152 diputados, entre ellos muchos actuales oficialistas, votaron “la simplificación del sistema, entre ellos usted, señor presidente”. Y tras insistir en que es “un imperativo cambiar el sistema”, agregó que por su puesto “también es importante votar ficha limpia y me alegra que el bloque de Cambiemos entienda que extinción de dominio requiere de una ley, como lo habíamos propuesto y trabajamos duramente mucho tiempo hasta que apareció el DNU que intentó reemplazarlo”.

En tanto, el socialista Enrique Estévez recordó la experiencia en su provincia, Santa Fe, que aclaró que es distinto al de Córdoba, pero que de todas maneras aclaró que es superador del actual. “Este sistema de votación claramente nos pone en una situación mejor a todos los partidos políticos y le da al Estado la responsabilidad que tiene; e impide la práctica de acciones clientelares”, sostuvo.

En el tramo final, la diputada del FIT Myriam Bregman cuestionó que desde el resto de los bloques de la oposición “nos traen a este debate a fuerza de empujones y editoriales”, cuando “no se puede discutir boleta única en papel en forma aislada”. Tras criticar el sistema de boleta única que se usa en Córdoba y Santa Fe, apuntó que en este último caso “empezaron a buscar actores para poner en el cuadradito de un centímetro… ¡Llegaron a repartir lupa en algunos lugares!”.

Por último, el jefe del Frente de Todos, Germán Martínez, dejó sentado el rechazo de su bloque y advirtió que la boleta única de papel podría traer como consecuencia “la farandulización de la política”. Al poner en cuestionamiento que contribuya a facilitar la elección del votante y también que sea más ahorrativa, el santafesino llamó a “poder debatir estos temas con argumentos” y con “la mayor cantidad de fundamentos”, para que “la decisión la tomemos los que estamos acá sentados, ni los medios ni las ONG que tienen financiamiento internacional”.

También se manifestaron en el recinto Marcelo Orrego (Producción y Trabajo), Carlos Gutiérrez (Córdoba Federal) y Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro).

Por admin