Susana Trimarco presta su testimonio en los tribunales de la localidad de Mercedes a 10 años de la desaparición de su hija.

El esperado testimonio de Susana Trimarco, madre de Marita Verón, comenzó este miércoles luego de un nuevo cuarto intermedio dispuesto por el tribunal que lleva adelante el juicio por la desaparición de la joven tucumana, ocurrido hace 10 años.

Durante la jornada del martes declararon tres de los imputados que no sólo se desligaron del caso sino que además elogiaron las tareas de Susana Trimarco, madre de la víctima, para recuperar a la joven.

Los primeros en dar sus testimonios fueron los hermanos María Jesús y Víctor Rivero: ambos rechazaron todas las acusaciones en su contra; y la mujer aclaró, incluso, que ayudó a la fundación de Trimarco con fondos para que pueda realizar la búsqueda de Marita. Mientras, su hermano negó rotundamente haber participado del secuestro.

La tercera en pedir la palabra fue Daniela Milhein, acusada de haber mantenido cautiva a Marita en una de sus casas. La mujer, que tuvo un hijo con el ex presidente del club San Martín y dueño de una red de remises, confesó que fue víctima del negocio de la prostitución.

Minuto Uno

Deja una respuesta