Unos seis millones de alumnos iniciaron esta mañana el ciclo lectivo 2011 en diez distritos del país, incluidos la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, al tiempo que los docentes de Santa Cruz, Chaco, Entre Ríos y Misiones no se ajustaron a esta fecha del calendario oficial y empezaron huelgas en demanda de aumentos salariales.

El comienzo de clases programado para mañana en otras ocho provincias podrá concretarse con normalidad, a excepción de Jujuy -donde los educadores iniciarán un paro de actividades de 72 horas-, mientras que, el miércoles, el dictado empezará en Río Negro y Tucumán como estaba previsto de manera oficial.

El ciclo lectivo 2011 comenzó esta mañana en Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Corrientes, Neuquén, Santa Fe, Mendoza, San Luis y San Juan, pese a una paritaria nacional que fue calificada como «tardía» por la mayoría de los sindicatos locales, que además consideraron escaso el 27 por ciento de aumento salarial acordado.

Por otro lado, los docentes de Santa Cruz agremiados en ADOSAC empezaron una huelga de 24 horas, que fue declarada pese al anuncio de descuento del día trabajado efectuado por el gobierno del kirchnerista Daniel Peralta.

Los trabajadores de la provincia sureña insisten con su reclamo de una suba salarial de 50 por ciento en el haber mínimo de 3.500 pesos.

En Chaco, los educadores representados por dirigentes de los sindicatos ATECH y SITECH Federación tampoco se ajustaban al inicio de clases previsto en el calendario escolar y comenzaban una huelga de 48 horas.

Los dos gremios coincidieron en calificar como «insuficiente» al incremento anunciado el jueves último por el ministro de Educación provincial, Eduardo Aguilar, de 20 por ciento a pagarse en dos etapas.

SITECH Federación, por su parte, avanzaba con los preparativos de una protesta a realizarse desde las 10 de esta mañana frente a la Casa de Gobierno local.
En una línea similar, los docentes de Entre Ríos agrupados en AGMER, el principal sindicato de trabajadores de la educación de la provincia, iniciaron un paro de actividades de 24 horas y reforzaban la organización de una marcha a la Casa de Gobierno provincial, programada para las 11 de esta mañana.

La última propuesta de mejora salarial efectuada por el gobierno del kirchnerista Sergio Urribarri, en sintonía con el acuerdo alcanzado en la paritaria nacional, obtuvo un fuerte rechazo del gremio.

En Misiones, los docentes representados por el Frente Gremial local iniciaron un paro de 48 horas y se preparaban para comenzar una marcha a las 9 en Posadas.

Mañana, en línea con el calendario escolar, comenzarán las clases en las provincias de Córdoba, Formosa, La Pampa, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

La única provincia en la que no se cumplirá con lo establecido para mañana es Jujuy, donde los educadores representados por el gremio ADEP iniciarán una huelga de 72 horas.

Rechazarán así la propuesta del gobierno del kirchnerista Walter Barrionuevo, «consistente básicamente en blanquear 295 pesos del fondo compensador docente», según el sindicato.

Las paritarias docentes en Capital y provincia de Buenos Aires estuvieron entre las más demoradas y discutidas, en línea con la negociación nacional que fue calificada como «tardía» por la mayoría de los sindicatos provinciales.

Algunos de esos gremios, incluso, avanzaron sin tomarla como patrón y cerraron con aumentos salariales superiores al 30 por ciento, al considerar escaso el 27 por ciento de incremento convenido entre la cúpula de CTERA y la administración central.

En Capital Federal, se acordó en la negociación paritaria local que un aumento para el salario inicial de 26 por ciento a partir de marzo y, en julio, un incremento para llevarlo a 32 por ciento.

De esta manera, un docente sin antigüedad y con una jornada simple -de unas cuatro horas-, cobrará 2.515 pesos desde mediados de año.

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, los educadores obtuvieron un incremento del 26,5 por ciento -con un haber mínimo a julio de 2.400-, pero sus representantes sindicales prevén volver a negociar con la administración de Daniel Scioli a mediados de año.

Fuente: Diario Hoy

Por Leo

Deja una respuesta