El Gobierno de Venezuela formalizó este lunes, a través de un comunicado, su decisión de retirar el personal acreditado en el consulado de la ciudad estadounidense de Miami, ante la «preocupación por las amenazas» que sufrió, que consideró «de naturaleza criminal y terrorista».

El comunicado de la Cancillería venezolana, reproducido por la estatal agencia AVN, advierte sobre la protección de las autoridades del estado de Florida a esas maniobras y cuestiona la expulsión de su cónsul en Miami.

«El personal diplomático y consular venezolano ha sido objeto de amenazas e intimidaciones que, a la luz de la naturaleza criminal y terrorista de los individuos y organizaciones a los cuales el gobierno de los Estados Unidos otorga protección en el estado de Florida, les hacen correr un peligro real, grave e inminente», reseñó la Cancillería.

Evaluó además «injusta y preocupante» la expulsión de la cónsul general Livia Acosta Noguera, «decisión basada en acusaciones sin fundamento propagadas irresponsablemente por una cadena de televisión más conocida por sus novelas que por su seriedad periodística».

Para Caracas, esa medida «pone en evidencia la sumisión de la agenda de Washington a la de los sectores políticos extremistas y violentos que anidan en el estado de Florida».

«Con el fin de preservar su integridad física y moral, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha decidido regresar a Caracas al personal consular venezolano destacado en la ciudad de Miami, e iniciar una evaluación integral de las condiciones de funcionamiento y seguridad del Consulado General», explicó la Cancillería.

El texto oficializa una decisión que ya se había conocido la semana pasada.

Avisa además el comunicado que el consulado «se verá impedido, hasta nuevo aviso, de cumplir con sus actividades normales y de brindar sus servicios habituales», por lo que se notificará la reasignación de los servicios.

Télam

Deja una respuesta