Henrique Capriles impugnó los resultados electorales y no reconoce el proceso que inicia el Consejo Nacional Electoral sobre el 46% de las mesas. Sostiene que «la auditoría es limitada» y que la irregularidad «no es tecnológica, sino humana»

Crédito foto: AP

Venezuela asiste este lunes al comienzo de una auditoria sobre los resultados electorales que el pasado 14 de abril dieron como ganador al oficialista Nicolás Maduro por sólo 225.000 votos sobre su inmediato rival, Henrique Capriles.

A pesar de las graves irregularidades que se detectaron durante las votaciones, el Comando Simón Bolívar no logró que se realizara una auditoría profunda sobre el total las mesas, es decir, un recuento manual de votos, la revisión de las actas de escrutinio y de los cuadernos de votación.

Por eso decidió apartarse del proceso que la Mesa de la Unidad Democrática calificó como una auditoría «chucuta», porque la decisión del CNE, con Tibisay Lucena a la cabeza, sólo incluye revisar las cajas de resguardo de las mesas de votación y las actas de escrutinio.

«Nosotros sabemos que el software no falló, que las actas dicen lo que dicen los comprobantes. La irregularidad no es tecnológica, sino humana, pero el CNE no quiere que eso se sepa», disparó Capriles, quien prefirió impugnar los comicios ante la la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.

Los encargados para ello fueron el titular de la MUD, Ramón José Medina, y los abogados del Comando Simón Bolívar, Enrique Sánchez Falcón y Gerardo Fernández.

«Es un recurso contra todo el proceso electoral, estamos impugnando los actos previos al 14-A, estamos impugnando el acto electoral y además estamos denunciado los actos post electorales vinculados», aseguró Fernández.

Con la fecha límite del 4 de junio para entregar su revisión, el CNE destinará un galpón para realizar la auditoría a un ritmo de 350 cajas por día, hasta sumar 10.500 en un mes.

En la verificación participará toda la artillería chavista: representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), organizaciones aliadas y miembros de Poder Laboral, así como también técnicos del CNE y estudiantes de la Universidad Central de Venezuela.

Capriles ha dicho que seguirá batallando hasta que se repitan las elecciones, y si el Tribunal Supremo se mantuviera en su línea con fallos anteriores, los comicios deberían realizarse nuevamente. «No caigamos en la tentación de este gobierno ilegítimo», ha dicho.

Fuente: Infobae