Los robos en el barrio eran constantes y la gota que rebalsó el vaso fue el violento asalto a un jubilado. Entonces los vecinos se juntaron y decidieron hacer algo para protegerse entre ellos de la inseguridad. Fue así que crearon un sistema de timbres inalámbricos que funcionan como alarma. Ahora, cuando uno de ellos está en peligro acciona un pulsador y el timbre suena en una casa vecina.

El precario sistema de seguridad creado por un grupo de vecinos de Morón fue utilizado ayer por primera vez y con buen resultado. Dos ladrones entraron a una casa que está deshabitada y una mujer del barrio presionó el botón inalámbrico. Al escuchar el timbre, otro vecino llamó al 911. Enseguida apareció un patrullero y uno de los asaltantes fue detenido.

El episodio ocurrió ayer minutos después de las 11 de la mañana en una cuadra de casas de clase media en la calle 9 de Julio al 1100, a media cuadra de la avenida Yrigoyen y a once de la estación de trenes y del centro de Morón.

“Los que estamos conectados con este sistema somos cinco vecinos de la cuadra. Como el control remoto de la alarma es de poco alcance, cada uno esta conectado sólo con la propiedad lindera. Cuando se escucha el timbre enseguida cierro las puertas, pongo a mis nietos en algún lugar seguro, sin ventanas y llamo al 911”, contó Nancy a Clarín sentada en el living de su casa.

Según explicó la mujer, el sistema lo colocaron en 2008. “Hasta entonces a mi casa habían entrado cuatro veces. Pero decidimos juntarnos para hacer algo luego de que unos ladrones golpearan violentamente a un vecino para robarle”, cuenta.

Ese vecino es Horacio. Su hija Mónica es abogada y vive en Ushuaia, pero ayer estaba en la casa de su papá y recordó aquel asalto: “Como mi padre sufre del corazón, los ladrones le pegaban de manera salvaje en el pecho. Al vivir lejos no tengo cómo socorrer a mi papá. Pero me tranquiliza saber que con este sistema, cualquier cosa que le pase, él acciona el botón y algún vecino lo va a ayudar”, dijo la mujer a Clarín .

Según cuentan los vecinos, ayer dos ladrones estaban robando herramientas de una casa de la cuadra que está siendo refaccionada y aún no fue ocupada. “Cuando los asaltantes andaban por los techos, llegó el dueño y empezó a gritarles para que se fueran. Al oírlo, una vecina accionó el botón inalámbrico, y al escuchar el timbre llamamos al 911. En minutos llegó el patrullero”, contó Nancy.

Los ladrones trataron de escapar por los techos. Los policías los siguieron. Finalmente uno logró escapar corriendo. El otro asaltante fue atrapado por un mecánico del barrio que lo corrió con su camioneta y con la ayuda de la Policía logró alcanzarlo.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta