El gobierno de José Mujica autorizó otro emprendimiento, esta vez ubicado en la orilla del Río de la Plata. Se trata de la mayor inversión en la historia de Uruguay calculada en U$S 2.300 millones. La planta estará operativa en el primer trimestre del 2013.

El gobierno de Uruguay otorgó la autorización ambiental que permitirá la instalación de una nueva fábrica de pasta de celulosa frente a la costa argentina, en la orilla del Río de la Plata. El proyecto operado bajo el consorcio denominado Montes del Plata continúa el fallido intento de la española Ence, que inicialmente iba a estar situado en Fray Bentos.

La pastera desembarca con la mayor inversión en la historia del Uruguay, calculada en 2300 millones de dólares, y será la más grande del mundo en su tipo, con una producción anual de un millón y medio de toneladas de pasta de celulosa. Un fiscal uruguayo había intentado detener el proyecto al argumentar que había un acuerdo previo entre el gobierno de José Mujica y las empresas extranjeras para que se instalara la pastera y denunció que quien estuvo al frente de esas gestiones fue el propio canciller Luis Almagro.

La iniciativa aprobada por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente incluye la producción de pasta de celulosa utilizando el método kraft y energía a partir de biomasa, además de la construcción de un puerto. El ministro de esa cartera, Jorge Patrone, informó que la autorización fue otorgada luego de que se modificaran algunos puntos del proyecto inicial, aunque no detalló cuáles. El consorcio Montes del Plata, que fusionó a la sueco-finlandesa StoraEnso y a la chilena Arauco, implica una inversión de más de dos mil millones de dólares en una obra que, según se informó, empleará a más de 5000 personas en su construcción, pero que una vez operativa generará solo 500 puestos directos en la planta, más dos mil de forma indirecta.

“La autorización ambiental previa mantendrá su vigencia siempre que los trabajos de construcción se inicien antes de transcurridos los 12 meses contados a partir de la notificación de la resolución ministerial, que fue el 30 de diciembre pasado”, indicó Patrone. A la vez, fuentes ligadas a la empresa estimaron que la planta estará operativa en el primer trimestre del 2013. Montes del Plata compró el proyecto y los terrenos ubicados en Punta Pereira –vecino a la localidad de Conchillas, en Colonia– a la española Ence por 340 millones de dólares, en octubre de 2009. La firma ibérica había sido la primera en querer instalarse en las costas de Fray Bentos, pero al desatarse el escándalo bilateral que motivó también el conflicto con la finlandesa Botnia, optó por aceptar ubicarse sobre el Río de la Plata. En 2006, la Argentina dio el beneplácito para su construcción como parte del acuerdo político que destrabó la controversia.

Según publicó el diario Página/12, de acuerdo con la denuncia, el fiscal Enrique Viana había solicitado a las autoridades uruguayas, hace unas semanas, un pedido de informes sobre los pormenores del contrato, por tratarse de una actividad industrial que podría implicar un impacto ambiental. “Ya existiría un acuerdo del Estado con el grupo económico privado que estaría asegurando la instalación y funcionamiento de la citada industria celulósica. En la negociación, llamativamente, habría tenido intervención directa el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de Luis Almagro, quien en octubre pasado viajó a Suecia y a Finlandia para reunirse con los ejecutivos de la firma Stora Enso”, denunció el fiscal.
Fuente: lapoliticaonline.com

Por Marta

Deja una respuesta