El diputado uruguayo por el Partido Nacional (los ‘blancos’) José Carlos Cardoso, dijo que se debe conocer el vínculo que tienen con la droga quienes toman decisiones que afectan a los ciudadanos. En un proyecto de ley, solicita controles anuales.

MONTEVIDEO (El País). El diputado José Carlos Cardoso (Partido Nacional) presentará un proyecto de ley para que diputados, senadores, ministros y otros jerarcas del Poder Ejecutivo, jueces y fiscales se sometan a un control antidoping anual para detectar si son consumidores de drogas. En caso positivo, plantea que pidan licencia y se sometan a un tratamiento de rehabilitación.

Cardoso dijo a El País que toma como ejemplo la “valiente” decisión que tomó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, de someter a dichos controles a personal policial. En un control sorpresivo dos custodias del propio ministro Bonomi dieron positivo mientras que un tercero trabajaba como administrativo bajo la órbita del director nacional de Policía, Julio Guarteche.

“Bonomi estuvo muy bien y otros debemos seguir su ejemplo. Los parlamentarios ya estamos sometidos a determinados controles. Por ejemplo, debemos declarar nuestro patrimonio. En esta línea también podemos someternos a un control sorpresivo anual de doping. Lo mismo puede hacerse a nivel del Poder Judicial con jueces y fiscales y el Poder Ejecutivo con ministros y otros cargos. Ya he hablado de esta idea con otros diputados de mi partido y del Frente Amplio y voy a presentar un proyecto de ley”, dijo a El País.

Consideró que los resultados deben ser públicos y quienes den positivo deben ser rehabilitados. “La droga está en todos lados y los que toman decisiones, crean normas y las aplican debemos controlarnos para determinar qué vínculos tenemos con las drogas. Porque además, quien consume a alguien le compra y el ciudadano debe tener garantías”, sostuvo Cardoso.

El legislador dijo que los controles podrían ser voluntarios pero “no van a funcionar” por lo que considera oportuno que la disposición tenga la fuerza de una ley.

Estimó que no se está atentando contra la intimidad de las personas. “No es injerencia en la vida privada porque nosotros ya tenemos algunos controles. Informamos nuestro patrimonio y eso no violenta nuestra intimidad. Hay cargos y cargos. Un juez, un fiscal o un diputado deben rendir cuentas”, afirmó.

Fuente: Urgente24