Ali Muhammad Brown confesó los asesinatos luego de autoproclamarse jihadista. Les disparó en la calle, sin motivo alguno. Los asesinatos comenzaron en abril. La frías declaraciones del terrorista

«Hice mi pequeña parte», dijo ante el juez Ali Muhammad Brown cuando le consultaron respecto a los asesinatos que él mismo había confesado minutos antes.

Muhammad Brown «hizo su parte» al asesinar a cuatro ciudadanos norteamericanos en diferentes ciudades. Dos en Seattle, otro en King County, y el último en Nueva Jersey. El autoproclamado jihadista enfrenta cargos por homicidio agravado en primer grado por el crimen de Leroy Henderson el 27 de abril, a quien ejecutó de 10 tiros por la espalda.

También está acusado por los asesinatos de Ahmed Said y Dwone Anderson-Young y de Brendan Tevlin. A los cuatro los mató con su pistola 9 milímetros.

Al enfrentar a los detectives que investigan los cuatro casos, Muhammad Brown confesó ser el autor de todos los crímenes. A continuación, parte del diálogo que tuvo con las autoridades y que figuran en los documentos que tiene en su poder la Justicia de King County.

– Esos cuatro asesinatos de los cuales estamos hablando, ¿fueron todos hechos por venganza por las acciones de los Estados Unidos en Medio Oriente?

– Sí.

– ¿Se hace responsable por eso?

– Sólo hago mi pequeña parte.

En otra declaración, continuó con su alegato:

«Mi misión es la venganza. Por las vidas, las millones de vidas que se pierden cada día. Irak, Siria, Afganistán, todos esos lugares donde inocentes vidas están siendo tomadas cada día… todas esas vidas son tomadas cada día por los Estados Unidos, por su gobierno. Entonces… una vida por una vida», advirtió Muhammad Brown.

El caso de los asesinatos cometidos por Muhammad Brown, el autoproclamado jihadista en los Estados Unidos, conmovió a la opinión pública norteamericana en un momento de total sensiblidad luego de que el Estado Islámico mostrara cómo decapitó al periodista James Foley en Siria.

www.infobae.com