Se trata de la querella que defendía el abogado expulsado, Gregorio Dalbón. Según entienden, los jueces » novienen actuando en el caso con imparcialidad y objetivividad que su función le impone».

También se presentó la denuncia ante el Consejo de la Magistratura y anticiparon que reclamarán una indemnización civil a los jueces, por daños y perjuicios.

Nota Relacionada: Once: Expulsan de las audiencias del juicio oral a uno de los abogados querellantes
Se trata de la querella principal en el juicio que se sigue por el accidente en la estación de Once ocurrido el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en esa estación y provocó la muerte de 52 personas y dejó más de 700 heridos.

Representados por el abogado Gregorio Dalbón, excluído días atrás de las audiencias, los querellantes pidieron el apartamiento de los integrantes del tribunal y los denunciaron este viernes ante la justicia y el Consejo de la Magistratura a los jueces Luciano Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu por «la posible comisión de los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y prevaricato».

Por sorteo, el caso penal recayó en el juez Marcelo Martínez de Giorgi. Semanas atrás, el tribunal excluyó de las audiencias del juicio oral al abogado Gregorio Dalbón, luego de sucesivos incidentes que se sucedieron en el debate.

Una de las causas que llevó a las víctimas a denunciar al tribunal es «la ilegal exclusión de nuestro abogado del juicio, dispuesta de manera arbitraria por dichos magistrados, en violación a nuestro inalienable derecho constitucional de elegir libremente nuestro abogado y a intervenir efectivamente en el juicio mediante la representación letrada que deseemos», sostienen las víctimas.

La querella advirtió que el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, mediante veedor, «ha tomado conocimiento de toda esta irregular situación y ha recomendado la defensa institucional de nuestro letrado, frente al avasallamiento por parte de estos jueces para con el libre ejercicio de la abogacía».

Los familiares y víctimas, a través de un comunicado manifestaron que «el Tribunal impide sistemáticamente averiguar si el extraño asesinato del principal testigo del juicio –el maquinista
Leonardo Andrada- oculta alguna circunstancia relevante del accidente y si el principal imputado por dicho hecho, el conductor Marcos Córdoba, ha sido auxiliado o está siendo ayudado por terceros –especialmente, personal gremial- para encubrir su inevitable responsabilidad al respecto».

También se señala que el tribunal ha «favorecido planteos y prueba propuestos por la defensa del mencionado Córdoba, a cargo de una letrada que amenazó con llevarse del juicio a su defendido sin autorización judicial, lo que constituye una grave alteración al orden del proceso que no mereció observación ni sanción alguna por parte de estos jueces, habituados a otorgarle un trato preferencial a dicha parte», según el comunicado.

«Este grupo de víctimas no claudicará jamás en su lucha por descubrir las reales causas del accidente de Once para sancionar a los verdaderos responsables de tanto dolor; lucha en la que lamentablemente atravesamos el calvario de enfrentarnos a un Tribunal parcial y arbitrario, que debemos denunciar públicamente», dice el comunicado.

Fuente: www.minutouno.com