Angelo quedó inconciente tras chocar su cabeza con un defensor del Cacerense, por la Copa Sao Paulo. Tuvo convulsiones pero luego recuperó el conocimiento.

Susto. Sólo corrían siete minutos en el partido entre Corinthians y Cacerense, por la primera fase del Grupo C de la Copa Sao Pablo, cuando el estadio Arena Barueri quedó paralizado. Paralizado porque un jugador del Corinthians chocó la cabeza con un rival y tras caer fuertemente sufrió convulsiones.

Un lateral desde la derecha buscaba el área, lugar donde Angelo luchaba por la pelota. Infortunadamente, el jugador del Corinthians encontró en su salto por la pelota la cabeza del zaguero Leandro y cayó inconciente al piso. Cuando los médicos ingresaron para atenderlo, el futbolista empezó con convulsiones durante varios segundos, que no sólo asustaron a la gente sino a sus compañeros, uno de los cuales –el delantero Elías- salió llorando de la cancha, muy angustiado por la situación.

Para peor, la ambulancia no lograba ingresar al terreno y demoró alrededor de cinco minutos en llevarse al jugador a un hospital cercano. Para entonces, Angelo recuperó el conocimiento y con gestos indicó que estaba bien, para sacarle preocupación a todo el cuerpo técnico y médico. Afortunadamente, los primeros estudios, a cargo del doctor Adílson Zaboto –quien lo atendió en la cancha-, dieron bien.

En el entretiempo, Leandro, quien sufrió un corte en su cabeza pero pudo seguir jugando, sólo preguntaba por el estado de su rival. Finalmente, la historia tuvo final feliz para el Corinthians: con Angelo sin complicaciones y con una contundente goleada por 7 a 1.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta