Se trata de un sacerdote que dijo haber sido advertido por el actual pontífice de que la Triple A lo tenía en una lista de futuras víctimas. El religioso considera que las denuncias contra Francisco son parte de una campaña del capitalismo internacional.

Por:
INFOnews

En medio de la polémica que envuelve al Papa Francisco sobre su rol durante la última dictadura militar en nuestro país, un sacerdote español que vive en Paraguay afirmó que el Sumo Pontífice le salvó la vida avisándole de que un grupo de tareas durante los años 70 quería asesinarlo.

José Caravias
José Caravias

El cura español en cuestión se llama José Caravias y asegura que Jorge Mario Bergoglio le advirtió que querían matarlo: «Me dijo: ‘Tengo noticias de que la Triple A ha decretado tu muerte y la de Jalics'». Francisco Jalics es uno de los dos jesuitas a los que supuestamente delató Francisco, según las versiones que lo acusan de ser corresponsable de aquellos hechos. El propio Jalics dijo esta semana que no quiere hablar de lo que sucedió y que para él ese episodio ya es un asunto «cerrado».

La versión de Caravias, originario de Málaga, es que Jalics fue imprudente y no se puso a resguardo tras el aviso de Bergoglio. Después de su arresto y de ser sometido a torturas, según el sacerdote español, que trabajaba con Jalics en los barrios más pobres de la provincia de Buenos Aires, el ahora Papa «se empeñó en averiguar dónde estaba». «Si no hubiese ido a buscarlo, lo hubieran matado», aseguró Caravias. El otro jesuita al que supuestamente habría delatado el Papa era Orlando Yorio. Falleció en el año 2000. Una hermana suya afirma que Bergoglio lo «desprotegió». José Caravias dice lo contrario, que también «salvó» a Yorio.

José Caravias sostiene que las acusaciones contra Francisco forman parte de una campaña orquestada por «el gran capitalismo internacional». «Quieren ensuciarlo. Para ellos es muy peligroso un Papa que denuncia la pobreza en el mundo», ha dicho el cura español.

Infonews