Se trata del empresario Mario Montoto, quien estaría muy cerca a empezar a equipar a las fuerzas de seguridad. La llegada de Garré al flamante ministerio se habría significado en una alegría comercial mas para el empresario.
Venta de equipos y servicios bélicos es el fuerte de la empresa que lleva adelante Mario Montoto, un empresario que nació en La Plata hace 53 años y que la llegada de De Vido y Garré le habrían sido muy útil para llevar adelante sus negocios económicos.

El flamante ministerio de Seguridad no le caería nada mal al empresario y menos sabiendo que su amiga, Nilda Garré, es la que tiene la voz de mando en la cartera. La amistad personal los llevaría a realizar un negocio que dejaría muchos frutos, equipar a las fuerzas de seguridad (Policía Federal, Gendarmería y Prefectura) sería el nuevo trabajo de Montoto.

Lo mas interesante aún para Montoto es que la llegada de Garré sería acompañada por un ambicioso plan de equipamiento, especialmente en materia informática y tecnologías de video, el caballito de batalla de este empresario para hacer negocios con la provincia de Buenos Aires y varias intendencias de peso del Conurbano.

Esta idea de equipar a full a las fuerzas de seguridad ya desató en el interior del kirchnerismo una puja por el control de los paquetes de compras. Y en ese marco, quien pareciera tener más chance es Montoto, no solo por su amistad con Garré, sino también con el ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido.

Montoto y Garré tiene una relación especial. A los dos los une su larga militancia en las filas montoneras durante los setenta y amigos comunes, como Juan Pablo Unamuno y Carlos Kunkel.

Montoto fue un provedor clave de las fuerzas armadas, durante la gestión de Nilda Garré en el Ministerio de Defensa, pero la asunción de Arturo Puricelli no cambiaría la suerte del empresario, a raíz que el actual ministro es amigo personal de De Vido y entonces Montoto tendría la permanencia asegurada también.
Fuente: www.agenciacna.com

Por Marta

Deja una respuesta