La agenda de Sergio Massa de esta semana tiene el eje centrado en acordar los últimos detalles de la mejora de ganancias. El proyecto presentado dos semanas atrás, que cuenta con el respaldo de más 90 diputados del bloque del Frente de Todos, es el primero en agenda y se tratará en comisión el martes. En principio, el proyecto oficial aceptaría el pedido que le plantearon los líderes de la CGT al presidente de la Cámra de Diputados y excluiría del pago del tributo al aguinaldo.

En una mejora muy significativa a partir de abril, 1.267.000 trabajadores y jubilados van a dejar de pagar el impuesto a las Ganancias. Y lo que les fue descontado en enero y febrero, más lo que paguen por marzo será devuelto con el cobro del sueldo de ese mes.

Una vez sancionada la mejora de ganancias llegará el turno del monotributo, como parte de un camino de «alivio» fiscal que Massa quiere ubicar como eje de su propuesta política, que apunta al votante de centro de los coalición que integra. Junto a sus asesores buscarán pulir el proyecto de «puente» tributario entre el régimen general y el monotributo que elaboró la AFIP con el Ministerio de Economía.

Preocupados por una segunda ola, la CGT pidió excluir viáticos y aguinaldo de Ganancias 

Poco más adelante será el turno de los impuestos sobre los Autónomos, siempre con el objetivo de que la carga tributaria no sea un impedimento al rebote del consumo, pero por el costo fiscal, en el entorno del presidente de la Cámara de Diputados estiman que será más difícil conseguir el apoyo del bloque.

En el caso de Ganancias, asesores del Congreso, confirmaron a este medio que la iniciativa lo que busca es frenar el esquema de «rebalanceo» entre las cargas en cabeza de las sociedades y las cargas sobre los dividendos que impulsó Dujovne porque se trata de un «mal diseño de política tributaria que al chocar con los acuerdos internacionales de doble tributación puede devenir en una ola de reclamos porque un banco español, por ejemplo, quedaría en una situación de privilegio frente a una pyme nacional en materia de alícuotas».

Una vez que logre sancionar la rebaja de ganancias para los trabajadores Massa avanzará sobre el monotributo. El presidente de la Cámara de Diputados quiere trazar un camino de «alivio fiscal» como eje de su propuesta política, que apunta a seducir al sector de centro que vota al oficialismo.

El efecto, de los 20 convenios de doble tributación firmados por el país con jerarquía legal sobre las leyes del Congreso, unos 16 de ellos contemplan un tope del 10% sobre los dividendos. Y el esquema de Dujovne de baja gradual de la alícuota de Ganancias sobre las empresas y de suba de la alícuota sobre los dividendos establece que, cuando la carga sobre las empresas se reduce al 25%, para los dividendos se incrementa a 13%. Y esto ya empezaría a aplicar sobre el adelanto de Ganancias en 2021, generando una desventaja para socios locales respecto de inversores extranjeros, detalló el ex número dos de la Afip, Guillermo Mitchell, en una columna recientemente publicada.

En este sentido, para las personas físicas, Massa también propone incorporar el pedido de la CGT de aliviar la carga de Ganancias sobre los trabajadores, aunque en su entorno explican que no se trata de un impuesto que les baje Ganancias a los trabajadores para subírselos a las empresas, sino que mantienen la alícuota del 35% (compartida entre las sociedades y los socios cuando cobran dividendos) sin incurrir en una inconsistencia como sería cobrarles 13% a los socios locales y 10% a los extranjeros.

Con un salto por única vez del mínimo no imponible a $150 mil, casi 1,3 millones de jubilados y empleados dejarían de tributar y se volcarían recursos a mover el sector privado.

Massa con los líderes de la CGT.

A partir del miércoles, la agenda pasa a centrarse en el Monotributo, porque este régimen que incluye a 3,4 millones de contribuyentes, no fue actualizado en sus topes por el Congreso. Y esto, como adelantó LPO, para algunos contribuyentes podría significar un incremento hasta casi el 900% de la presión tributaria si saltaran al Régimen General. Para subsanar esta brecha, Marcó del Pont postuló un esquema de transición que va a ser estudiado esta semana por Massa y su equipo.

Por la demora en recategorizar, monotributistas enfrentan un aumento de hasta el 895% 

«El proyecto presentado por el Ejecutivo, como todo proyecto de ley, seguramente es perfectible y vamos a estudiarlo esta semana y haremos nuestros aportes», dijo a este medio un asesor consultado.

El último punto con el objetivo de reanimar el consumo -que en febrero volvió a caer de acuerdo a datos de comercio minorista- es también suavizar la presión sobre los Autónomos. En este punto, en el entorno de Sergio Massa creen que hay espacio para afrontar una reducción de las alícuotas, lo que no es compartido por Martín Guzmán y su equipo, que no quieren perder ingresos tributarios. Para Massa, en cambio, la baja redunde en una mejora en la recaudación por el efecto multiplicador del consumo sobre el nivel de actividad y de tributación.

Por admin