Suba de retenciones. Los productores se movilizaron y en algunos lugares ya piden medidas de fuerza

os productores comenzaron a movilizarse, con amenazas de medidas de fuerza en algunos lugares del país, luego de la suba de retenciones que dispuso el Gobierno de Alberto Fernández.

En las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, se realizaron manifestaciones luego del incremento por el cual las retenciones a las exportaciones quedaron en 30% para la soja, en 12% para el trigo y el maíz y en 9% para la carne, entre otros productos.

El Gobierno quitó un tope de $4 por dólar y quedó un fijo del 12%, salvo carnes y leche, con 9%, entre otros productos.

En Armstrong, en el cruce de las rutas 9 y 178, al sur de la provincia de Santa Fe, hubo una asamblea con entre 500 y 700 personas, según cálculos de los productores. También hubo reuniones en San Justo, en el norte provincial, y en Venado Tuerto.

En Entre Ríos los productores estuvieron en Crespo y en Buenos Aires, entre otros lugares, en Junín y Mercedes.

En las reuniones los productores evaluaron la situación, pero no resolvieron medidas, como corte de rutas o movilizaciones hacia lugares estratégicos, sino que aguardarán los resultados que genere el encuentro de la Mesa de Enlace, que se reunirá hoy. Igual algunos piden ya medidas de fuerza por parte de la agrupación que nuclea a la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Federación Agraria (FAA).

En Armstrong la reunión fue en el cruce de las rutas 9 y 178
En Armstrong la reunión fue en el cruce de las rutas 9 y 178 Crédito: Marcelo Manera

En Junín, por ejemplo, resolvieron que si el Gobierno no llama a las entidades del agro se pedirá a la Mesa de Enlace un paro por 15 días. En Armstrong, en tanto, hubo productores que consideraron que una medida de fuerza “es una de las posibilidades”, pero “por ahora no”. En Armstrong la asamblea de productores definió, entre otros puntos, “proponer a la Mesa de Enlace la toma de las medidas urgentes para favorecer la solución de la problemática actual”.

En declaraciones radiales, Alberto Fernández le pidió un esfuerzo al campo y dijo que los derechos de exportación sólo fueron actualizados.

“Lo que estamos haciendo es dejar en pie las retenciones que puso [Mauricio] Macri. No estamos aumentando ninguna retención”, dijo el jefe del Estado en diálogo con Radio Mitre. Pidió a los productores que “no se inquieten”.

Movilización en Crespo, Entre Ríos
Movilización en Crespo, Entre Ríos

En Crespo, a 40 kilómetros de Paraná, un centenar de productores se dio cita en la rotonda de ingreso de esa ciudad agroindustrial. Allí los productores agropecuarios manifestaron su malestar por las modificaciones vinculadas a las retenciones al agro y expresaron que “el campo no va a tolerar ningún aumento”.

“Venimos a expresar nuestro malestar por la ampliación del porcentaje de las retenciones que hizo el Gobierno, porque es un impuesto al que produce y no al que gana. Es injusto que haya un impuesto del 30% por producir alimentos”, dijo a LA NACION la productora y presidenta de la filial Crespo de la Federación Agraria Argentina (FAA), Mariela Gallinger.

La convocatoria, realizada a través de las redes sociales y cadenas de WhatsApp, se hizo bajo el título de “mateada entrerriana en defensa del trabajo rural”. Sin embargo, el encuentro distó de ser una concentración tranquila y se pudo advertir el nivel de tensión de los manifestantes. “Acá estamos casi peleándonos entre productores pequeños y medianos por culpa de cómo se ríen de nosotros una vez más”, sostuvo la dirigente ruralista, tras lo cual reclamó que “el Presidente, los legisladores, los jueces, los sindicatos hagan también su aporte solidario para luchar contra el hambre y aporten el 30% de sus haberes”.

La preocupación de los productores en Entre Ríos
La preocupación de los productores en Entre Ríos

El director de la Federación Agraria de Entre Ríos y vicepresidente de la entidad a nivel nacional, Elvio Guía, sumó su crítica a la medida oficial al decir: “Otra vez aparecen las viejas prácticas políticas. En la modificación de los derechos de exportación, más allá de los números y porcentajes, lo que molesta es la forma, sin consenso, sin diálogo, volviendo al pasado, volviendo a la imposición”.

“Sabemos perfectamente la situación social que vivimos; el Gobierno nos pide el esfuerzo y creo que todos estamos dispuestos a hacerlo. Cuando digo todos, me refiero a los trabajadores, las pymes, el sector agropecuario, y no a la política y menos aún a los jueces, que ni siquiera pagan Ganancias, y esto lo único que trae es malestar y conflicto”, agregó Guía.

La decisión oficial motivó también la crítica del senador entrerriano por Cambiemos, Alfredo De Angeli, quien dijo a través de Twitter que este es “un mal comienzo de la nueva política agropecuaria” y no dudó en indicar que se trata de “un retorno a las peores prácticas del pasado”.

El flamante senador nacional Edgardo Kueider, uno de los dirigentes peronistas más cercanos al gobernador Gustavo Bordet, criticó los dichos de su par macrista, a quien le recordó que en 2018 defendió la reinstalación de las retenciones dispuestas por el entonces presidente Mauricio Macri. “Para salir de la quiebra en la que quedó el país después de estos cuatro años y enfrentar el principal desafío, que es combatir el hambre, tenemos que dejar atrás las miradas sectoriales y proponer una visión de conjunto, solidaria”, dijo el senador peronista.

De la concentración realizada en Crespo también participó el dirigente de Fedeco, Daniel Kindebaluc, quien recibió el pedido de los manifestantes para que en la reunión de la Mesa de Enlace nacional haga llegar el mensaje unánime de los productores concentrados: “No se va a tolerar ningún aumento más de las retenciones”. “Estamos mejor organizados que en 2008 y tenemos una cadena de WhatsApp con doscientos productores de distintas localidades”, advirtió la ruralista Gallinger.

“Nosotros estamos con la Comisión de Enlace siempre convocados y conectados. Vamos a tener una reunión para ir evaluando qué hacer porque hay malestar en los productores agropecuarios, sobre todo del interior de Argentina. Y algunos sectores son más protestones que otros”, dijo Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina.

Hoy, a las 9.30, en el Parque 9 de Julio, en San Miguel de Tucumán, productores de la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) se encontrarán para “debatir y discutir acciones a tomar”.

Vía grupos de WhatsApp los productores definen encuentros para los próximos días. Este domingo también hubo una reunión en San Justo (100 kilómetros al norte de Santa Fe), pero al costado de la ruta nacional 11, para analizar qué hacer ante la suba de las retenciones. Hubo posiciones muy críticas contra el gobierno nacional.

En Junìn
En Junìn

Asimismo, hubo manifestaciones en Venado Tuerto (rotonda rutas nacionales 8 y 33). En Rosario de la Frontera, Salta, productores de la Asociación de Productores del NOA se reunirán este lunes para ver qué pasos seguir tras la suba de retenciones.

Marina Massat, de Coninagro, admitió que hay preocupación por los anuncios pero dijo que aguarda el encuentro de la Mesa de Enlace para definir su postura con respecto a las medidas que se puedan adoptar.

En tanto, en un comunicado, la Sociedad Rural de Rosario rechazó el incremento de las retenciones alertando que es baja la rentabilidad del sector.

“La rentabilidad rural es mínima, esto surge del análisis de los datos oficiales del INTA y del Ministerio (por Agricultura). La utilidad está afectada por la caída de los precios internacionales, el clima y los costos internos argentinos que castigan a toda la producción del interior del país y sobre toda la rural que se desarrolla el interior de toda la Argentina”, dijo.

“Los datos oficiales demuestran que el sector rural no maneja el precio final de los alimentos que consumimos todos los argentinos. La parte que recibe el productor primario es solo entre el 4% y el 15% del valor que paga cada familia”, agregó.

En Venado Tuerto
En Venado Tuerto

Con la colaboración de José E. Bordón y Jorge Riani