Lo reveló el ex amigo y peluquero de Amy Winehouse, quien contó la pésima administración de su fortuna que hizo la fallecida cantante. Gastaba más de 1.600 dólares diarios en cocaína y heroína

La cantante, cuya muerte por abuso de drogas conmocionó al Reino Unido y a los amantes de la música en todo el mundo, parecía no saber cómo manejarse con el dinero. Recientemente se ha destapado el gasto millonario que hacía mensualmente en amigos, drogas y caprichos.

«Era como darle dinero a un bebé. No podía evitar malgastarlo», expresó Alex Foden, quien fue amigo y peluquero de la cantante, además de adicto a las drogas. «Antes de que muriera su dinero iba a parar a sanguijuelas», expresó.

Amy Winehouse pagaba sus drogas, sus posteriores intentos de rehabilitación y su alquiler. También derrochaba miles de libras en su familia y amigos, según afirma Alex.

Su padre intentó siempre alentarla con el dinero y también de protegerla de los que querían aprovecharse por este motivo. Pero fue en vano. «Ella era una desinteresada. No le importaba el dinero ni nada de eso», asegura Alex.

Por día, la intérprete de ‘Back to Black’ gastaba en cocaína y heroína más de 1.600 dólares. Pero por otra parte, también empleaba parte de su dinero para obras de caridad.

Fuente: Europa Press

Deja una respuesta