En todas las estaciones hay extensas filas, mientras que en muchas ya no quedan naftas; las petroleras aseguran que la situación se normalizará en los próximos días; «Empezamos a repuntar, ya pasamos la peor crisis».
La falta de combustibles sigue complicando a millones de ciudadanos que deben soportar largas colas para recargar los tanques de sus vehículos a raíz del desabastecimiento que se está produciendo desde hace varios días en distintos puntos del país. El fenómeno se observa puntualmente en la Capital, el Gran Buenos Aires y las principales ciudades del interior.

Durante la noche y ya desde la jornada de ayer, en la mayoría de las estaciones de servicio porteñas se forman largas colas de automovilistas que esperan hasta una hora para cargar combustible.

Según informaron las empresas petroleras, la situación se normalizará en los próximos días. La intención de las compañías es sumar nuevos turnos de distribución, de manera de asegurar que las estaciones de servicio puedan hacer frente al aumento de la demanda que se espera para las próximas horas.

Las petroleras precisaron que el problema en el abastecimiento se explica a partir de los inconvenientes en la distribución y no porque exista un faltante estructural de combustibles en las refinerías. «Combustible hay, lo que estamos viendo es cómo hacer para distribuirlo de acá el fin de semana, con el agravante de que el viernes en principio no estaba contemplado un sistema de entregas», señaló una fuente del sector.

«Estamos empezando a repuntar, ya pasamos la peor crisis que es no tener crudo», señaló a radio El Mundo Rosario Sica, presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles. Las petrolera «están refinando a full, pero se necesita tiempo. Lo que va saliendo, refinándose, se va distribuyendo de la mejor manera posible. Recién se va a normalizar los primeros días del mes de enero», completó.

«Esto se agravó porque algunos dirigentes sensacionalistas salieron a decir que eran especulaciones», indicó Sica y criticó: «No ha habido en estos años un plan energético a nivel nacional. Ha crecido el campo… se recompuso la industria y todo ese crecimiento no fue acompañado por la la energía, con exploraciones o con inversión de capitales de alto riesgo, porque no ha habido seguridad jurídica. Entonces ahora llega el momento que explota todo, estamos sufriendo la crisis de una falta de previsión que no se lo podemos adjudicar a los empresarios, al consumidor, sino que es un problema del Gobierno. Esta es la realidad pura».

En tanto, pese a que siguen las colas en varias estaciones de servicio, el presidente de la Confederación del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Marcelo Rovasio, señaló a la agencia oficial Télam el suministro habitual de combustibles «está normalizado».

En su opinión «los usuarios, exacerbados por algunas informaciones periodísticas que hablan de falta de combustible, cuando van a cargar, llenan el tanque. Hay entonces una demanda de volumen inusual», que afecta puntualmente el desarrollo normal de esta actividad. «Si algunas estaciones no tenían combustibles es porque lo habían vendido antes, porque la gente carga mucho más», remarcó.

Por su parte, el Director de Asuntos Públicos de Esso, Tomas Hess, informó a Télam que la petrolera recibió hoy 6 millones de litros de nafta e «inició el refuerzo de su logística para distribuir estos 6 millones de litros adicionales a los que tenemos en producción» en las refinerías de Campana y San Lorenzo.

«Desde ambas refinerías estamos distribuyendo a las estaciones de servicio ubicadas en los puntos mas críticos del país, y también reforzamos nuestra logística para atender la mayor demanda de los principales corredores turísticos durante el próximo fin de semana».
Fuente: lanacion

Por Marta

Deja una respuesta