El estatal, quien se proclama vencedor de la elección de la Central de Trabajadores Argentinos acusó al docente de “calumniador”. Yasky retrucó y dijo: «Micheli quiere fugarse, irse de la CTA”.

El resultado de la elección de la conducción de la Central de Trabajadores Argentinos no se ha definido y los dos principales competidores siguen apuntándose y desgranando munición gruesa.

El integrante de ATE, Pablo Micheli, acusó hoy de «calumniador» a su adversario Hugo Yasky, y lo definió como un «interventor del Gobierno» nacional en la central obrera.

Micheli exhortó al maestro Yasky a que «se presente» el 9 de diciembre próximo a las elecciones complementarias y lo calificó de «calumniador», ya que “ahora, sale con un pedido de reforma de la Junta Electoral cuando fue él quien encabezó un congreso de la CTA el 14 de mayo de 2010 en el que se definieron los integrantes del órgano. Que deje de dar vueltas como interventor del Gobierno en la CTA y se presente a las elecciones el 9 de diciembre», señaló.

Por su parte, Hugo Yasky, advirtió hoy que su adversario en las elecciones de la CTA «quiere fugarse» de la entidad, al haber anunciado de manera unilateral la convocatoria para los comicios complementarios para el 9 de diciembre próximo.

Además, el ex secretario general de CTERA exhortó a Micheli a que acepte «una reforma de la Junta Electoral» de la CTA para «evitar el quiebre» de la central sindical.

«Micheli está demostrando que lo que quiere es fugarse, irse de la CTA, antes de tener que ir a una elección transparente», acusó Yasky esta mañana.

Como se ve, el nivel de discusión es pobre y todas estas definiciones alegran sin duda a los popes de la CGT y al Gobierno nacional, que se preocupó y actuó, luego de haberse conocido el resultado de la pasada elección que definió a Pablo Micheli como el nuevo titular de la CTA.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta