Fabián Gorosito tenía 22 años y trabajaba en un frigorífico. Su cuerpo fue hallado en un zanjón hace tres meses. Creen que lo mataron porque tenía una relación sentimental con la mujer de un policía. Además, relevaron a toda la plana de la seccional

El cuerpo de Fabián Gorosito, de 22 años, fue hallado por policías de la Bonaerense el 15 de agosto pasado en un zanjón. En un primer momento, los agentes que lo encontraron informaron que la víctima tenía “antecedentes por robo y violación” y que había muerto accidentalmente porque “estaba drogado”. Luego de casi tres meses de investigación, la Justicia determinó que el joven había sido brutalmente torturado hasta su muerte.

Ayer fueron detenidos siete policías acusados del crimen.

Fuentes judiciales contaron a Clarín que los detenidos son todos de la comisaría 6° de Merlo: un subcomisario, cuatro oficiales principales y dos agentes . Los hombres de la Bonaerense están acusados de “tormento seguido de muerte” , que tiene una pena prevista de prisión perpetua .

Además, anoche el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, relevó a todo el personal de la seccional donde pertenecen los apresados .

“Mañana (por hoy) temprano se va a instalar Asuntos Internos en la comisaría 6°, porque la acusación contra los policías es gravísima. Además, di la orden para que se ponga a trabajar allí un nuevo jefe policial con nuevo personal.

Ninguno de los hombres que trabajan allí van a volver a prestar servicio hasta no ser investigados ”, afirmó el ministro a Clarín .

“Sabemos que estamos ante un hecho pasional. La hipótesis más fuerte es que Gorosito mantenía una relación sentimental con la esposa de uno de los policías detenidos . Lo habrían asesinado brutalmente por venganza . Después trataron de tapar todo”, explicó una alta fuente judicial.

La investigación comenzó el 15 de agosto último, cuando el cuerpo de Gorosito (que trabajaba en un frigorífico ubicado frente a la estación de trenes Agustín Ferrari de Merlo) fue hallado en un descampado de Mariano Acosta, en la misma localidad donde se ubica la comisaría 6°. El cadáver estaba boca abajo y vestido.

Los policías dijeron que encontraron el cuerpo de Gorosito por un llamado anónimo, y que el chico había muerto por accidente producto de una intoxicación y posterior caída a una zanja . También informaron que se trataba de un delincuente buscado por robo y violación . La causa cayó en la UFI 3 de Morón a cargo de la fiscal Valeria Courtade, quien enseguida empezó a trabajar en el caso.

“La investigación llevó su tiempo. Cuando vimos que había policías implicados, hablamos con Asuntos Internos de la Bonaerense. Les explicamos que sospechábamos que agentes de su propia fuerza estaban implicados en un crimen, y desde entonces ellos trabajaron con nosotros. Para hacer las pericias, contactamos a profesionales de Gendarmería”, contaron desde la Justicia de Morón.

Sin que los propios policías de la comisaría 6° lo supieran, la Justicia y Asuntos Internos empezaron a buscar testigos. Así llegaron a implicar a los detenidos.

Los vecinos del chico asesinado declararon que, la noche del 14 de agosto, Gorosito había ido a comprar a un kiosco cuando fue interceptado por un auto particular y dos motos policiales . El joven trató de escapar corriendo pero lo atraparon. Desde allí lo habrían llevado a la comisaría 6° donde lo empezaron a golpear y torturar.

“Al parecer, le querían dar un susto y se les fue de las manos . La golpiza fue tal que lo dejaron agonizando. Ellos pensaron que estaba muerto. Fue entonces que los agentes decidieron subir al chico en el baúl del auto particular de uno de ellos y lo tiraron en un descampado ubicado en Gabriela Mistral y 24 de Noviembre, junto a las vías de la ex línea Belgrano, en Mariano Acosta”, contó la fuente.

Según el resultado de la autopsia, cuando los policías tiraron a Gorosito en el descampado todavía estaba vivo . Murió asfixiado por la tierra que tragó cuando lo dejaron inconsciente boca abajo.

La fiscal le pidió las detenciones al juez de Garantías, Gustavo Robles. Ayer a la tarde Asuntos Internos se encargó de concretarlas. La mayoría de los agentes viven en Mariano Acosta.

“El auto particular de uno de los detenidos fue secuestrado. Por la descripción de testigos, allí fue llevado Gorosito por los policías hasta el descampado. Especialistas de Gendarmería son los que están realizando las pericias en el coche”, aseguró un investigador.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta