El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, criticó a los gremios docentes que ahora anunciaron una huelga para el viernes. «Estas corporaciones quieren defender lo indefendible», se quejó. Horacio Rodríguez Larreta reiteró que «no se puede tomar la escuela para hacer política»

«Si la parodia hubiera sido contra Cristina, habría tomado la misma decisión»

El titular de la cartera educativa de la Ciudad cargó contra la medidas de fuerza anunciadas por UTE-Ctera para este viernes y aseguró que la decisión de separar provisoriamente a los seis docentes que hicieron una parodia contra Mauricio Macri y su persona es «para preservar la escuela».

Bullrich se justificó al afirmar que aplicar el proceso de sumario «es muy común» en la educación pública, señalando que se lo ha hecho «por cosas mucho más leves que esta», en referencia al acto caricaturesco protagonizado por los maestros.

«Yo creo que tenemos que cambiar esta cultura de que todo está bien. Los maestros tienen que estar para enseñar… Me dio vergüenza el video, y creo que es un ataque a la escuela pública», comentó en radio La Red.

En la misma sintonía se expidió este mediodía el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta. «No se puede tomar la escuela para hacer política. A la escuela se va a aprender, no a recibir adoctrinamiento político», fustigó.

«Nosotros somos los primeros en promover la participación política de los jóvenes, los alentamos a que participen, se involucren y expresen sus ideas. Pero esta no es la forma», lanzó Larreta en un comunicado de prensa.

«No importa si la parodia es contra Macri, Bullrich, Cristina Kirchner o Aníbal Fernandez. En cualquier caso hubiésemos actuado de la misma manera. Es una locura que chicos de 6to. grado de una escuela primaria y en horario escolar reciban adoctrinamiento político en lugar de estar aprendiendo ciencias, computación o lengua extranjera», finalizó.

El gobierno porteño dispuso separar a los maestros luego de calificar la parodia de Macri y Bullrich como “disvaliosa” para sus personas, y se aclaró que la intervención estatal tuvo como origen la denuncia de un padre que filmó la “obra teatral”.

Ante la disposición preventiva, los docentes nucleados en UTE-Ctera lanzaron un paro para este viernes 31 denunciando una supuesta campaña de «persecución política» proveniente del macrismo. Eduardo López, secretario general del sindicato, afirmó que la huelga es «en defensa de la democracia y la pluralidad, y en rechazo de la estigmatización por pensar distinto con una dramatización».

Infobae

Deja una respuesta