El 64% de los consultados apoyó que los inmigrantes indocumentados puedan acceder a la ciudadanía. Senadores demócratas y republicanos trabajan en una propuesta común.

El 64% de los estadounidenses se mostró a favor de que los millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país puedan acceder a la ciudadanía, según un sondeo publicado hoy por la cadena NBC y el diario Wall Street Journal.

Según esta encuesta, el respaldo es notablemente mayoritario entre los hispanos (82%) y los demócratas (80%), mientras que entre los que se manifestaron independientes es del 54%. Por el contrario, entre los republicanos el 51% de los consultados se mostró en contra de esta posibilidad.

Los inmigrantes tendrían que pagar multas e impuestos y no tener antecedentes penales

No obstante, tras explicárseles que para poder acceder a la ciudadanía los inmigrantes tendrán que pagar multas e impuestos, además de no contar con antecedentes penales, el respaldo general se elevó hasta el 76%, mientras que entre los republicanos pasó al 73%, reportó la agencia Europa Press.

La propuesta de los ocho

Ese camino hacia la ciudadanía es el que se incluye en la propuesta de reforma que están elaborando un grupo de ocho senadores, entre los que se encuentran los demócratas Chuck Schumer y Dick Durbin y los republicanos John McCain y Marco Rubio, que tienen previsto presentar en unos días.

Su propuesta también exige que se refuerce la seguridad en la frontera con México, uno de los principales puntos de entrada de los inmigrantes ilegales a Estados Unidos.

Precisamente, según este sondeo, el 63% de los encuestados creen que la frontera no es del todo segura, mientras que en el caso de los hispanos sólo un 49% opinó así.

En tanto, el 51% de los consultados consideró que los inmigrantes indocumentados deberían recibir la nacionalidad estadounidense cinco años después de haberla solicitado, mientras que el 12% defendió que sean diez años después, frente al 18% que cree que debería darse de forma inmediata.

El sondeo fue realizado sobre una muestra de 1.000 personas, 300 de ellas entrevistadas por teléfono, entre el 5 y el 8 de abril y tiene un margen de error del 3,1.

Fuente: Télam