En la antesala de una nueva reunión del Consejo Europeo el presidente francés fue optimista sobre el futuro de la eurozona y dijo que «lo mejor no ha llegado todavía». Agregó que la amenza no es sólo el déficit sino la recesión.

El temor a un ruptura de la zona euro «ya pasó», afirmó hoy el presidente francés, Francois Hollande, a un día del inicio del Consejo Europeo que reunirá entre mañana y el viernes en Bruselas a los líderes de los países que conforman la Unión Europea (UE).

“Lo peor, es decir el temor a la ruptura de la zona euro, creo que ha pasado. Estamos cerca, muy cerca porque hemos tomado buenas decisiones en el Consejo Europeo del 28 y 29 de junio y tenemos el deber de aplicarlas”, dijo el socialista en una entrevista concedida a seis importantes diarios europeos.

A pesar de los rescates que ya recibieron Grecia, Portugal, Irlanda y España y de la incertidumbre económica en Italia y de la propia Francia, un optimista Hollande aseguró que “lo mejor no ha llegado todavía. Tenemos que construirlo nosotros“.

La entrevista que concedió jefe de Estado francés en el palacio presidencial del Elíseo, fue publicada por el diario francés Le Monde, el italiano La Stampa, el británico The Guardian, el español El País, el alemán Suddeutsche Zeitung y el polaco Gazeta Wyborcza.

La misma tuvo lugar antes de la nueva reunión entre los máximos dirigentes europeos, que a partir de mañana buscarán avanzar en la implementación de los acuerdos logrados en el Consejo de finales de junio, y consensuar más apoyo para Grecia, “la prioridad”, para que “permanezca” en la zona euro, según Hollande.

No obstante, el mandatario galo encuentra reticencias en la posición de Alemania, principal economía de la zona euro y donde la canciller Angela Merkel se muestra reacia a tomar la impopular medida de otorgar una nueva ayuda a Grecia a un año de una elecciones claves para su gobierno.

“Todos participamos en la solidaridad, no solamente los alemanes. Dejemos de penar que habrá un solo país que deberá pagar por los otros. ¡Es falso!”, expresó Hollande, y se pronunció nuevamente a favor de “una mutualización parcial de las deudas” en la zona euro a través de los eurobonos, un tema rechazado por Alemania.

No obstante, coincidió con la postura alemana en torno a “los problemas de vigilancia” sobre las ayudas otorgadas.

“El que paga debe controlar, el que paga debe poder sancionar”, remarcó Hollande, que a cinco meses de haber asumido se encuentra a punto de instaurar en Francia un ajuste presupuestario por casi 40.000 millones de euros para 2013.

Para Hollande “los países con excedente presupuestario deben estimular la demanda interior por un aumento de salarios. Es la mejor expresión de solidaridad. Lo que nos amenaza hoy, no es solo el déficit, también la recesión”.

“Lo que nos amenaza no es la nación, es el nacionalismo. No es Europa, es la falta de Europa”, manifestó Hollande, quien celebró el reciente premio Nobel de la Paz otorgado a la UE.

Asimismo, Hollande estimó que es “prematuro” hablar de unión política dentro de la UE.

“La unión política llegará sólo después de la unión presupuestaria, la unión bancaria y la unión social. Se va a concretar en las elecciones europeas de 2014. En esa consulta se jugará el futuro de la Unión”, finalizó.

Télam

Deja una respuesta