El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio De Mendiguren, dijo que el gobierno les garantizó que el mecanismo de restricciones a las importaciones «se va a administrar correctamente» y «que no van a faltar los insumos para que se afecte el nivel de actividad».

«El secretario de Comercio ha dicho que no va a permitir que  se afecte el nivel de actividad por falta de insumos», señaló el  directivo industrial al ser consultado sobre el mensaje que recibe  del gobierno cuando plantea la cuestión de las trabas a las  importaciones.

De Mendiguren también relativizó las noticias que en algunos  medios se refieren en términos dramáticos a las escasez de  productos o insumos desde que se implementó el mecanismo de Declaración  Jurada Anticipada de Importaciones, y citó como ejemplo el caso de  la falta de remedios.

En este sentido, en diálogo con radio América contó que él  todos los martes cuando se reúne la comisión directiva de la UIA  monitorea como está la situación en cada rubro, y sostuvo que «en el  sector farmacéutico, replican que no está el nivel de problema con  lo que se escucha».

«Lo que sucede es que el llevar a la prensa todos los días (el  tema) de los faltantes, hace que la persona que consume un  remedio que lo venía haciendo normalmente, ante este clima, se stockea y  compra lo que antes hubiera comprado en tres o cuatro meses.

Esto  ha generado un faltante que no se condice con los problemas del  círculo normal de abastecimiento. Es producto del susto, de la  comunicación. Se ha generado un adelantamiento de las ventas que fue  producto, no de faltante,  sino del susto de la gente ante lo que  escucha», analizó.

El empresario sostuvo que en esas reuniones de la junta  directiva de la central fabril «ninguno plantea, salvo algún caso muy  especial, (el tema de faltantes) en términos de dramatismo en el  corto plazo».

Consultado sobre la relación comercial con Brasil, manifestó  que se plantean dos escenarios: «En el largo plazo creemos que vale  la pena intentar la integración regional definitivamente con un  equilibrio productivo entre los dos países; donde los dos países  tengan una presencia industrial poderosa y equilibrada».

Pero acotó que «para equilibrar eso, hay que equilibrar  también el corto plazo».

Al respecto, precisó que la balanza comercial bilateral  refleja para Argentina «80 meses de déficit», y remarcó que la  pretensión de los empresarios locales no es comprarle menos a Brasil sino  venderle más.

«Nuestra prioridad es venderle más. Hemos detectado 30 mil  millones de importaciones brasileñas extrazona, que trae de otras  partes del mundo; de eso identificamos 6.000 millones que Argentina  puede sustituirle. Pero cuando analizamos esos 6.000 millones vemos  que Brasil también tiene muchas trabas para que podamos  concretarlo», subrayó.

Entonces, agregó, «lo que hacemos con nuestros colegas  brasileños es sentarnos y hablar de la estrategia de largo plazo, pero  también a resolver el corto plazo y equilibrar la balanza».

Diariohoy.net

Deja una respuesta