La Justicia desarticuló en Buenos Aires una red que fabricaba y vendía ilegalmente barbijos que simulaban ser los Atom Protect producidos por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), fueron detenidas cinco personas se incautaron más de 50 mil tapabocas apócrifos, maquinaria y materia prima para falsificarlos, publicó el sitio Infobae.

Tras una investigación de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo de Carlos Rolero Santurián, se descubrió que los estafadores confeccionaban, acopiaban, distribuían y vendían barbijos falsos con intención de hacerlos pasar por los de la marca Atom Protect, sin autorización de comercialización ni cumplimiento de las medidas sanitarias exigidas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

“Inclusive en el paquete tenía inscripta la leyenda ‘desarrollo conjunto Conicet NanoDak’, tal cual como viene en el producto oficial”, comentó una fuente policial.

La causa se inició de oficio cuando el fiscal Rolero Santurián tomó conocimiento de la venta de barbijos truchos Atom Protect y llamó a declaración testimonial a la gerenta de la empresa fabricante de los barbijos del Conicet, que se constituyó como denunciante en la causa y aportó información respecto de los procedimientos de elaboración y distribución de los barbijos originales, así como de la calidad de los materiales utilizados.

Los investigadores lograron confirmar a través de los allanamientos en el lugar del hecho, y a través de las redes sociales, que la organización se encargaba de todos los pasos de la comercialización, desde la elaboración hasta la venta, el acopio y la distribución.

Los oficiales hallaron más de 50 mil barbijos apócrifos y listos para su comercialización. Además, en las propiedades visitadas se encontraron diferentes cortes de tela, elásticos, cajas, etiquetas, máquinas de serigrafía para lograr la falsificación del elemento, teléfonos celulares y computadoras.

En los operativos también encontraron siete armas de fuego y más de mil municiones, y fueron detenidas cinco personas, imputadas por infringir los artículos 201 (delitos contra la salud) y 174 (fraude contra la administración pública) del Código Penal y la ley 22.362 (copias adulteradas).

Además, unas 17 personas quedaron notificadas por estar relacionadas en la causa.

 


 

Por admin