Argentina y China firmaron el acuerdo que selló la reapertura del mercado asiático a la carne argentina a partir del año que viene. El convenio fue firmado en Pekín por Julián Domínguez, ministro de Agricultura y su par chino Hang Changfu.

Los funcionarios locales explicaron que «se cumplieron todos los requisitos que exigen los protocolos sanitarios», por lo que a partir de 2011 podrán reanudarse los envíos de carne bovina a ese país.

China había vedado el ingreso de carne argentina en 2006, cuando se produjo un brote de aftosa en la localidad de San Lorenzo del Palmar, Corrientes.

Argentina enviaba a China unas 14.000 toneladas al año de carne bovina. Ahora, en esa plaza «se pueden colocar menudencias que otros mercados no consumen», explicó Omar Obarda, agregado agrícola de la embajada argentina en ese país.

Y además de las menudencias, podrían comenzar a enviarse unas 15.000 toneladas de nalgas y cuadriles. Los precios todavía estarían por definirse, pero rondarían los 14.000 dólares la tonelada.

China tiene una población de 1.400 millones de personas y redujo la pobreza, mejoró el poder adquisitivo y el consumo de proteína animal y vegetal de sus habitantes, lo que lo convierte en un mercado muy atractivo para las exportaciones.

Esa plaza es además, el principal destino de las exportaciones agrícolas locales. Allí se destinan productos argentinos por 4.000 millones de dólares, especialmente aceite y poroto de soja.

Durante su estadía en China, Domínguez firmó un convenio para aumentar las exportaciones argentinas de cebada cervecera y otro para promover el intercambio de productos lácteos.

Fuente: NOSIS

Por Marta

Deja una respuesta