La última gala de “Soñando por bailar” estuvo bastante “picante”. Quizás un poco más que de costumbre. Hubo una eliminada (Xoana González) que, sin votos de sus compañeros, pasó directamente al teléfono y no por una sanción de la producción. Mucho peor que eso: una de sus compañeras (Paula Avila) la “mandó al frente.” El jurado de la gala, en la que esta vez bailaron el ritmo de cumbia, tiene la misión de elegir al mejor participante de la noche, que puede optar por la “inmunidad” o el voto especial de sentenciar a otro compañero y mandarlo directamente al voto telefónico. Y eso fue lo que hizo Paula: utilizó esta ventaja que le otorgaron por su desempeño y “mandó al muere” a Xoana, que abandonó el reality desconsolado, llorando… Los otros sentenciados fueron Andrea López y Jonathan González, la “parejita ya no tan feliz de la isla”, que sí continúan en el reality porque el público los salvó con el 32,19% y el 47,26% de los llamados.

Lejos de los primeros momentos románticos del noviazgo que surgió en la isla, Andrea y Jonathan protagonizaron una pelea el fin de semana, después de la fiesta que celebró el primer mes de convivencia en la Academia, allí en el Tigre. La discusión se salió de cauce, lo cual fue el eje del debate en la gala, y la producción decidió sentenciar al chico de San Justo, que ya había acumulado los votos negativos de sus compañeros. Asoman capítulos convulsionados.

Fuente: La Razón

Por Leo

Deja una respuesta