En medio de la discusión por los fondos de la Coparticipación Federal, el gobernador bonaerense retornó de sus vacaciones y se reúne a su equipo económico, que deberá resolver cómo enfrenta la negociación con los docentes y estatales.

En la sede porteña del Banco Provincia, Daniel Scioli se reúne con el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, los ministros de Economía, Silvina Batakis, y de Insfraestructura, Alejandro Arlía, y el titular de la agencia recaudatoria, Martín Di Bella. Además, participan el presidente del BAPRO, Gustavo Marangoni, y otros funcionarios.

El gobernador y su equipo analizarán los pasos a seguir en las negociaciones salariales con empleados públicos y docentes, en unas paritarias que no parecen ir hacia buen puerto. «Hay preocupación por la economía», dijeron dos funcionarios al diario La Nación. Aunque esa preocupación no será manifestada en público, quedará expuesta cuando el scioli redoble su pedido a la Casa Rosada por los fondos de Coparticipación.

Días atrás, Arlía reconoció que «para afrontar una paritaria de las cifras que se están manejando, la provincia necesita más recursos que los que tiene. Queremos tener previsibilidad, porque no queremos dar un aumento que, después, no podemos pagar». Pérez lo apoyó: «Necesitamos discutir la renta federal. Queremos un reparto más justo y equitativo».

Según La Nación, El reclamo de más fondos seguirá siendo central. Ayer, el Ministerio de Economía de la provincia publicó un informe en el que vinculó directamente la disminución de envíos coparticipables y del Fondo del conurbano con el déficit de esta provincia, estimado en 15.000 millones de pesos.

«La cesión de puntos de coparticipación en la década del 80, el tope de $ 650 millones sobre el Fondo del Conurbano y la fijación de las transferencias por servicios descentralizados en los 90 sentaron las bases del déficit estructural que padece en la actualidad», señala.

«Detrás de la ciudad autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires es la jurisdicción que menos recursos per cápita recibe en concepto de coparticipación federal de impuestos», añadió.

Más allá de este déficit, la provincia necesita otros 13.000 millones de pesos anuales para poder dar un aumento del 22 por ciento a los trabajadores docentes y estatales. «Si no nos dan más plata ni por dentro ni por fuera de la coparticipación, no hay paritaria ni aumento de sueldos sostenibles», dijo un funcionario de Scioli.