A pesar del reparto de las tarjetas del SUBE, miles de usuarios del transporte público metropolitano pagarán igualmente más caro el boleto. Aunque no será inmediato, el golpe al bolsillo llegará en el corto plazo. En los trenes la tarifa podría triplicarse, según señalaron fuentes del sector a LPO.

La Secretaría de Transporte confirmó ayer que tiene en estudio la reasignación de subsidios que determinará quiénes seguirán pagando el boleto al valor actual ($ 1,10 el primer tramo) y quiénes, a pesar de contar con la SUBE, dejarán de recibir ese beneficio, según señala el diario La Nación.

Fuentes oficiales indicaron que se cruzará la información de los pasajeros (que para obtener la tarjeta deben informar sus datos personales) y que habrá reasignaciones para que pague menos quien «realmente» lo necesite.

Otro dato muy relevante que el Gobierno aún no quiere develar es el costo que tendrá el boleto desde el 10 de este mes, cuando empiece a regir la «tarifa plena», como anunció días atrás el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi. Fuentes empresarias habían anticipado que el primer tramo de recorrido en colectivo podría pasar a costar 2,50 sin la SUBE. Sin embargo, las mismas fuentes sostienen que si el subsidio se reduce a cero, el costo del boleto podría llegar a los 4 pesos.

De todos modos fuentes del sector le dijeron a LPO que, al menos en los ferrocarriles, el boleto podría triplicarse.

Las cifras oficiales indican que hasta ayer había 6.300.000 tarjetas SUBE. Sólo en los últimos cuatro días se entregaron unos 500.000 plásticos. «La semana pasada distribuimos casi un millón de tarjetas y calculamos que debemos distribuir aproximadamente un millón más», dijo ayer Schiavi.

Según estadísticas de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT), los pasajeros de colectivos alcanzan los 5,8 millones, los de trenes son aproximadamente un millón y el subte transporta diariamente 1,2 millones de pasajeros. «La gente está interesada en tener la tarjeta y eso nos va a permitir hacer políticas de transporte como no hemos podido hacer antes», indicó el funcionario.

«Estamos bien con los tiempos previstos, hoy incorporamos más lugares en oficinas de la Anses, estaciones ferroviarias, y el sábado también estaremos en lugares como el Mercado Central, por la alta concurrencia de gente al lugar», dijo Schiavi.

En tanto, desde ayer es posible tramitar la tarjeta por medio de la página webwww.transporte.gob.ar. Como viene sucediendo desde hace una semana en los 600 puntos de distribución habilitados en el área metropolitana, la ventanilla online también tuvo una altísima demanda y terminó desbordada: en varias ocasiones colapsó el sitio.

Según informó Transporte, en sólo tres horas se tramitaron más de 23.000 tarjetas por Internet. La web da acceso a un formulario en el que el usuario debe cargar sus datos personales. Una vez terminado ese paso, el sitio dispara un mail con el número del trámite. Luego, una vez hecho ese paso, el usuario recibe el plástico por el correo oficial.

En la cartera de Transporte indicaron, además, que el ciento por ciento de las unidades de transporte tienen incorporada la tecnología para usar la tarjeta SUBE , tanto en trenes como en colectivos. Y respecto del cobro irregular por la carga de estas tarjetas detectadas en algunos lugares, Schiavi destacó que «se hicieron y se harán inspecciones para contrarrestar maniobras de este tipo».

En cuanto a la política de subsidios del gobierno nacional, el secretario de Transporte aseguró: «Que la gente esté tranquila; hace años que subsidiamos el transporte y otros servicios, y lo vamos a seguir haciendo porque sabemos que si sacamos el subsidio, les complicamos la vida a muchísimos usuarios, bajaríamos el consumo interno, y ésta es una cuestión que debemos preservar».

La Política Online

Deja una respuesta