La presidenta brasileña tomó la decisión ante el supuesto caso de corrupción en la cartera de Integració Nacional. La informaciòn indica que el funcionario había destinado más dinero a zonas que no tenían urgencias y discriminado a otros estados que están en emergencia por inundaciones.

Por:
Info News

Rousseff ordenó que la jefa de gabinete, Gleisi Hoffmann, asuma el control de las partidas enviadas a las zonas afectadas en lugar de Integración Nacional, que al parecer destinó más fondos a zonas sin problemas urgentes, consignó hoy el diario O Globo.

El ministro de Integración, Fernando Becerra, envió a su estado natal, Pernambuco, un alto porcentaje de dinero correspondiente al programa de Prevención de Desastres, y recortó el presupuesto para el sureste, la región más afectada por las lluvias de inicio de este año.

Rousseff, que está de vacaciones en una playa del noreste, se comunicó ayer con el gobernador de Minas Gerais, Antonio Anastasia, a quien ofreció apoyo para enfrentar las inundaciones que causaron 6 muertes y miles de evacuados en ese estado del sureste.

Cincuenta y tres municipios de Minas están en emergencia, mientras en Rio de Janeiro, otro estado del sureste, 2 personas murieron y hay de 3.000 afectados por las precipitaciones

Deja una respuesta