Tres mujeres integrantes del grupo de punk rock ruso Pussy Riot fueron halladas culpables de vandalismo motivado por odio religioso por haber realizado una protesta contra el Kremlin en el altar de la principal catedral de Moscú.

Así lo informó la agencia de noticias rusa Interfax. «Las mujeres estuvieron motivadas por odio y animosidad religiosa» e insultaron a gran cantidad de fieles que estaban en la Catedral del Cristo Redentor en el momento de su polémico «rezo punk» contra el presidente Valdimir Putin, dijo la jueza Marina Ryrova, que se preparaba a dictar la condena.

Télam

Deja una respuesta