En el marco de la celebración de los 120 años de vida de la AMIA en Israel, y los 20 años del atentado de la AMIA, el Vicepresidente 1º de la Legislatura, Cristian Ritondo, recibió este martes al Vicepresidente 2º y al Director Ejecutivo , Pablo Reisman y Daniel Pomerantz, respectivamente.

Tras el encuentro, el diputado Cristian Ritondo, explicó que «se acordó celebrar en la Legislatura, no sólo los 120 años de vida de la AMIA en Israel, sino también las diversas acciones previstas para conmemorar el 20º aniversario del atentado a la AMIA».

El 19 de junio de 2014, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la resolución N°229/14, declaró de Interés el cronograma de actividades desarrolladas por la organización para celebrar el 120° aniversario de su fundación.

«Somos un pueblo y un solo corazón, y parte de nuestro pueblo vive en la memoria de la toda comunidad de Israel», señaló Ritondo, quien agregó «la AMIA es una institución que hace un gran aporte a la Ciudad. Esperamos poder incentivar estos aportes, trabajar para el engrandecimiento de nuestra comunidad”.

Las acciones vinculadas al 120 aniversario de AMIA y a los 20 años del Atentado comenzaron el Israel el viernes 27 de junio, en el Parque de la Amistad del KKL, en Beit Shemesh, donde la AMIA realizó un homenaje a los desaparecidos judíos durante la última dictadura militar.

La AMIA fue creada en 1894 como Jevrá Kedushá, destinada a generar las condiciones necesarias para cumplir con la tradición judía, una de las primeras acciones fue la fundación de un cementerio comunitario.

La AMIA define su misión en promover el bienestar y el desarrollo individual, familiar e institucional de la vida judía en la Argentina, para asegurar la continuidad, sostener los valores de nuestro pueblo y afianzar el sentido de Comunidad, como así también fortalecer los principios básicos de democracia y pluralismo, impulsando una convivencia creativa desde las particularidades que conforman la sociedad.

Sus acciones tienen como finalidad la promoción de la inclusión y el pluralismo en la sociedad argentina, asumiendo el desafío de trabajar para mejorar día a día su gestión, en los que promueve los valores de la vida, la memoria, la justicia, la tradición, la continuidad, la igualdad, el respeto y la solidaridad.

En el edificio de la calle Pasteur 633 funcionan numerosas entidades comunitarias, como la DAIA, la OSA (Organización Sionista Argentina), el Superior Rabinato, el Consejo Central de Educación Judía (Vaad Hajinuj), la Federación de Comunidades Judías de la Argentina (Vaad Hakehilot), la Agencia Judía, la Organización Sionista Mundial, las fundaciones Tzedaká e IWO, entre otras.