Fútbol local

Dio señales concretas de que le gustaría ser dirigente del club. Y tampoco descartó la posibilidad de ser entrenador.

Lo dijo cuando se fue: iba a regresar a Boca como presidente del club. Y este viernes volvió a abrirle las puertas a esa posibilidad. Consultado sobre si le gustaría ser dirigente o técnico en un futuro, Juan Román Riquelme advirtió: «A mi club lo conozco como ninguno y si lo puedo ayudar lo haré encantado«.

«Pienso mucho y tengo una responsabilidad muy grande de ser honesto con el hincha de Boca. Si siento que hago el curso y lo hago bien, voy a decir que quiero ser técnico. Lo mismo si quiero ser dirigente. Pero si yo siento que lo que quiero no lo puedo hacer bien, no lo voy a hacer, sufriré como hincha», analizó el ex Argentinos, que a los 37 años mantiene su futuro incierto.

A raíz de este interés de convertirse en dirigente de fútbol, Riquelme no dudó en asistir a las elecciones presidenciales del pasado domingo en su club y explicó el porqué. «Amo a mi club y mi obligación es ir a votar, porque si yo me preparo y en cuatro años quiero ser dirigente, le voy a tener que pedir al hincha que vaya a votar, y tengo que dar el ejemplo», afirmó en el programa Estudio Fútbol de TyC Sports.

Además, el ex jugador de la Selección contó cómo vivió ese día y confesó que cada vez que llega a Parque Lezama le «transpiran las manos». Además, relató que llegó a las 5 de la tarde para que no lo acusen «de hacer campaña por alguno de los candidatos». «Intenté no saludar a ninguno para no quedar pegado con nadie. Me intentaron convencer de apoyar a alguno. Pero yo soy del club y de los hinchas. Saludé a los hinchas y me fui. Por más que tenga que aguantar que me digan que fui a hacer campaña, fui a votar como cualquier hincha y me fui feliz por el cariño».

Y, aunque es conocido su enfrentamiento con Daniel Angelici, lo felicitó por haber sido reelegido: «Hay que felicitar al presidente que ha ganado nuevamente«. «Hay que ser hincha y querer los colores. No voy a decir qué hay que hacer y qué no. Sé que me tengo que preparar», agregó.

Su sinceridad se puso un freno cuando le preguntaron por el mercado de pases que maneja Boca para la próxima temporada. «Son preguntas para el entrenador y dirigentes, no para mí», comenzó, aunque no pudo esquivar las preguntas sobre la venta de Jonathan Calleri y la posible vuelta de Daniel Osvaldo. «Si decidieron vender a Calleri, ojalá que esté contento de ir a Europa. No es fácil que le diga a un dirigente me quiero quedar. Y tal vez también es un sueño para él jugar en Europa. Osvaldo no sé si vuelve, ojalá que lo disfrute si vuelve», opinó.

Por otro lado, Riquelme no ahorró elogios para Paulo Dybala, la nueva figura del fútbol argentino, en quien ya posaron sus ojos Real Madrid y Barcelona. «Dybala está jugando una maravilla. Dio un paso demasiado grande al pasar de Córdoba a Europa y juega cada vez mejor. Además, disfruta todo lo que está haciendo. Si sigue de esta manera, no nos va a sorprender para nada. Puede ser un futbolistas muy importante», dijo. Y le dedicó otros a Luciano Vietto («Tiene cualidades muy buenas») y a Marcos Ruben, sobre quien indicó que le llamó la atención «la distancia que sacó» en el torneo local. «Vino de Europa que no es fácil y tampoco ser tan importante para tu equipo», concluyó.

Fuente: Clarin