El intendente de la localidad rionegrina de Catriel, Carlos Johnston, apareció en la localidad de Los Antiguos, en buen estado de salud. El gobernador Alberto Weretilneck aseguró que la desaparición se debió a «un desorden psicológico, un problema mental».

Al filo de la medianoche, el secretario de Seguridad de Río Negro, César Chao Monzón, confirmó que fue encontrado en perfecto estado de salud el intendente de Catriel, Carlos Johnston, a quien se había visto por última vez el domingo y era intensamente buscado.

Monzón indicó que el jefe de Policía de Santa Cruz se comunicó personalmente para informarle a su gobierno que el mandatario municipal se encontraba en la localidad de Los Antiguos , bajo la tutela de uniformados locales.

“Solamente tengo la información de que está en perfecto estado de salud, sin ningún daño físico” , indicó el funcionario, quien agregó que en las próximas horas una comisión policial viajará hasta la localidad santacruceña para acompañar al mandatario en su regreso. Luego, se abrirá una investigación judicial sobre lo sucedido.

Durante la tarde de ayer, antes de que se conociera la novedad, el secretario privado de Johnston, Federico Matteucci, había indicado que se había detectado la señal del celular del intendente en Puerto Deseado, Santa Cruz.

Con esos datos, las especulaciones acerca de lo que sucedía comenzaron a aparecer incluso en la cuenta de Facebook del jefe comunal. “No descarten un secuestro, yo no creo que él se haya ido sólo por crisis de nervios”, dijo una de sus amigas en la red social.

Por su parte, el diario regional “La Palabra”, que se edita en internet, se hizo eco del rumor, que horas después se confirmó, de que Johnston estaba en Santa Cruz.

El intendente salió de su casa el domingo pasado a las 7 de la mañana, después de avisar que se iba a hacer una caminata. Alrededor de las 8 fue visto cargando combustible a su automóvil Volkswagen Vento verde y además su imagen quedó registrada en las cámaras de seguridad del local. Desde entonces no se supo nada, pese a la intensa búsqueda que llevó adelante la policía rionegrina. Johnston había mandado un mensaje al celular de su esposa en la madrugada del lunes sólo con la palabra “estoy”.

El jefe comunal tiene 51 años y asumió su cargo de jefe comunal de Colonia Catriel el 11 de diciembre, como máximo dirigente del Movimiento Vecinal de Integración y Cambio (MOVIC). Con su triunfo, bajó el telón a un dominio radical de la intendencia que duró 20 años. Por la ausencia del intendente, ayer había sido designada al frente del Poder Ejecutivo comunal la presidenta de la Legislatura local, Cristina Becerra.

Catriel se encuentra en el extremo norte de Río Negro, sobre la margen derecha del río Colorado, y cuenta con 14.720 habitantes.

El flamante gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aseguró hoy que la desaparición del intendente de la localidad de Catriel, Carlos Johnston, se debió a «un desorden psicológico, un problema mental», y descartó «un hecho político o delictivo».

«Aparentemente estaríamos en presencia de un desorden psicológico, un problema mental que lo habría llevado a tomar esta decisión de ausentarse voluntariamente de sus funciones y de su familia», dijo el mandatario patagónico.

En declaraciones a radio La Red, Weretilneck advirtió que en el caso de Johnston, quien apareció sano y salvo en la provincia de Santa Cruz tras permanecer dos días desaparecido , «no estamos en presencia de un hecho político ni delictivo. Estamos en presencia de un hecho absolutamente personal».

La Política Online

Deja una respuesta