El presidente del máximo tribunal aseguró que la función de ese cuerpo es «darle confianza a la población»

«La Corte Suprema no es la Corte de un gobierno en especial. Nuestra función es darle confianza a la población, esté quien esté», sentenció hoy el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, en declaraciones a la prensa.

El magistrado participó de las Jornadas Nacionales sobre Derecho Civil que comenzaron hoy en la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca. «Nuestra función es interpretar la Constitución, y la Constitución no se modifica según quién sea el presidente de la Nación», en una ronda de preguntas con medios locales. Y agregó: «Vamos a seguir funcionando igual que hasta ahora, cuidando los derechos de los ciudadanos».

Al ser consultado sobre el nuevo Código Civil y Comercial, señaló: «A veces se discute el derecho en abstracto, pero nosotros tratamos de hacer un código para solucionarles los problemas a las personas. Y esto se está demostrando porque es impresionante el nivel de aplicación. Rápidamente cuando un juez ve un problema, lo resuelve con el Código nuevo. Hay muchísimos fallos en todo el país y en todas las áreas. Esto es muy bueno».

«Hace 200 años se regulaba a la persona en abstracto, el ciudadano, pero ahora hay que pensar en la persona concreta, porque el ciudadano de hoy tiene problemas muy concretos. Por ejemplo, la protección del consumidor, que siempre tiene problemas. Como eso le amarga la vida, el Código protege al consumidor. También les da derechos a los niños, a ser escuchados. O a los adolescentes, a los que les da derechos, y deberes a los padres», abundó.

Fuente: Infobae