El vocero y una de las caras más visibles de la Casa Blanca, Robert Gibbs, anunció hoy su renuncia al cargo, parte de una serie de cambios en el equipo del presidente Barack Obama para lidiar con la nueva realidad de un Congreso menos oficialista y comenzar a cimentar sus posibilidades de reelección en 2012.
Gibbs dijo que abandonará su puesto de secretario de Prensa de la Casa Blanca a fines de febrero pero que seguirá prestando asesoramiento al presidente Obama desde afuera del gobierno, mientras que fuentes demócratas afirmaron que jugará un rol clave en los esfuerzos de reelección del mandatario.

Tres nombres son los más mencionados para reemplazar a Gibbs: sus dos segundos, los vice secretarios de Prensa Josh Earnest y Bill Burton, y Jay Carney, quien es director de comunicaciones del vicepresidente Joe Biden, informó la cadena de noticias CNN.

Para el ciudadano común estadounidense, la de Gibbs era una las caras más familiares de la Casa Blanca, y sus discusiones con los periodistas acreditados en la sede presidencial llenaron horas de TV y páginas de diarios en los dos últimos años.

Se espera que la renuncia cambie la dinámica de la Casa Blanca, sobre todo combinada con la futura salida de David Axelrod, uno de los estrategas en los que más confía Obama, quien dejará su oficina próxima al Salón Oval a fines de mes, aunque jugará un rol central en la campaña de reelección de Obama, afirmó CNN.

Gibbs, de 39 años, expresó su gratitud por haber podido servir en la Casa Blanca y dijo que hace tiempo que dicutía su dimisión con Obama, a cuyo lado está desde el año 2004. «Voy a seguir ayudándolo, y está feliz por eso», dijo el vocero sobre Obama. El mandatario también evalúa reemplazar próximamente al jefe de gabinete interino, Peter Rouse, informó la cadena CNN.

Un nuevo consejero económico, un nuevo asesor político y dos nuevos vice jefes de gabinete se sumarán también a la Casa Blanca como parte de esta reestructuración, que se espera se complete en los próximos días o semanas, agregó la cadena.

Para el puesto de Rouse, Obama considera nombrar al ejecutivo de JPMorgan Chase y ex secretario de Comercio en la administración Clinton, William Daley, según informó el portal de noticias Bloomberg, que citó a funcionarios familiarizados con los cambios.

Con ese nombramiento, aún en evaluación, Obama se asegura la llegada a su administración de una persona con fuertes lazos con la comunidad empresarial. Daley es además el mentor político de Rahm Emanuel, quien renunció a su puesto de jefe de gabinete para competir con el hermano de Daley, Richard Daley, por la alcaldía de Chicago.

El puesto de principal asesor económico, en tanto, quedaría en manos de Gene Sperling, un veterano de la administración Clinton que tiene experiencia en negociar con los republicanos, dijeron fuentes oficialistas a la cadena ABC.

Según las fuentes, Sperling, de 52 años y consejero del secretario del Tesoro Timothy Geithner, ganó impulso en las últimas semanas como un potencial sucesor de Larry Summers, que deja su cargo como director del Consejo Económico Nacional. También se espera que dejen sus puestos dos vice jefes de gabinete de Obama, Jim Messina y Mona Sutphen.

Pero mientras unos se van, otros llegan. David Plouffe, el ex director de la campaña presidencial de Obama y asesor del presidente en los últimos dos años desde fuera de la Casa Blanca, se sumará al personal del edificio presidencial como asesor político, probablemente ya la semana próxima, dijo CNN.

Fuente: diariohoy.net

Por Marta

Deja una respuesta