Aunque muchos factores contradicen la hipótesis, investigadores se basan en el análisis de los videos y la estrategia de propaganda del ISIS para plantear la duda: ¿Foley y Sotloff murieron el mismo día?

El mismo escenario, la misma rutina, los mismos cortes de cámara, el mismo verdugo, palabras casi calcadas y el mismo resultado: un brutal asesinato y la amenaza de repetirlo con otra víctima occidental, esta vez, el ex militar británico David Cawthorne Haines.

El video publicado este martes por el Estado Islámico a través de sus redes sociales reavivó el terror, pero a diferencia del caso de James Foley, la conmoción duró menos. Rápidamente se dio paso al análisis de la estrategia que persigue el sanguinario grupo con la difusión de sus horrendos crímenes.

Una de las más inquietantes es la planteada por el diario inglés Telegraph, que cita fuentes de la investigación que lleva adelante el Reino Unido para señalar que James Foley y Steven Sotloff podría haber muerto el mismo día. Sin embargo, esta posibilidad parece demasiado aventurada.
Es muy aventurado afirmar que hayan sido ejecutados el mismo día

Factores a favor

Tal como sucedió con Foley, y con la misma llamativa tranquilidad, Sotloff lee el mensaje para Barack Obama, antes de que el yihadista «John» tome otra vez la palabra y realice su crítica diatriba sobre la política exterior norteamericana.

Al igual que en el primer caso, luego procede a iniciar la decapitación, que no se muestra en su desarrollo, pero sí en sus consecuencias.

Las cámaras están colocadas en los mismos ángulos, los cortes de plano a plano son similares, la geografía es casi calcada.
El lugar y los planos elegidos para filmar la ejecución son similares

LEA MÁS: Estados Unidos confirmó que el video de la ejecución de Sotloff es auténtico

LEA MÁS: Así decapitaron a Steven Sotloff

Por otro lado, la decisión de publicar los asesinatos de forma secuenciada se justificaría como estrategia para presionar a Occidente a través de una propaganda de impacto constante y regular, el «efecto gotera» que busca desestabilizar, especialmente, al gobierno de Obama.

Además, realizar las ejecuciones en un solo lugar y en un solo día implicaría menos traslados y posibilidades de ser localizados. También les permitiría manejar los diferentes mensajes y desafíos según la coyuntura que atraviesa la guerra en particular, haciendo referencias y exigencias puntuales.

Los gestos del verdugo «John» son iguales, pero retocaron su voz en la segunda ejecución

Factores en contra

Sin embargo, hay otros datos que desestiman totalmente la hipótesis de Telegraph. Uno de los más importantes es la comparación de la imagen de Sotloff cuando fue exhibido por «John», tras el crimen de Foley, con la que presentó el día de su muerte. En el primer caso está afeitado, mientras que en el segundo tiene la barba crecida.

Las imágenes de Sotloff no dejan dudas: fueron tomadas en diferentes días

Además, hay un marcado cambio en el tratamiento de la voz de «John», el verdugo. Probablemente, al darse cuenta que fue una de las claves de la investigación que determinó su origen, esta vez han querido complicar la pesquisa. Sin embargo, hay coincidencia en que se trata de la misma persona y él mismo lo confirma con su «I’m back, Obama» («Estoy de vuelta, Obama»).

Cuando ejecutaron a Foley, Sotloff no tenía barba, pero sí el día de su ejecución

Pero también hay un factor importante en el discurso: en el primero de ellos, ISIS hace referencia al primer anuncio de Obama, en el que justifica el ataque a Erbil y anuncia que proveerán ayuda a kurdos e iraquíes en otras operaciones. «John» menciona esos bombardeos selectivos de los Estados Unidos como razón de la decapitación de Foley.

Pero no hay ninguna referencia puntual, la cual sí aparece en el caso de la muerte de Sotloff cuando critica la colaboración de la aviación norteamericana en la recuperación de la represa de Mosul. Si bien el resultado de esa batalla se informó el lunes 18 de agosto, horas antes de la publicación de la decapitación de Foley, se descuenta que ésta se realizó antes de que el ISIS fuera expulsado de la presa.

www.infobae.com