El Centro Simon Wiesenthal solicitó al venezolano que colabore con la investigación por el atentado, en la que hay tres funcionarios iraníes acusados. El pedido se produce en medio de la visita del jefe del régimen de Teherán a Caracas. «Es alarmante que se le de la bienvenida cuando tiene cuentas pendientes con la Argentina», advierten

El Centro Simon Wiesenthal urgió a los presidentes de Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, países anfitriones del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad durante esta semana, a que exijan la extradición hacia Argentina de los iraníes implicados en el ataque terrorista del año 1994 contra la AMIA, en Buenos Aires.

En cartas a los presidentes Raúl Castro (Cuba), Rafael Correa (Ecuador), Daniel Ortega (Nicaragua) y Hugo Chávez (Venezuela), el Dr. Shimon Samuels (Director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal) y Sergio Widder (Director para América Latina), destacaron que “de forma reiterada, Ahmadinejad ha negado el Holocausto y ha manifestado sus intenciones genocidas de eliminar del mapa al Estado de Israel”.

“Dos presidentes argentinos han acusado a Irán, desde el podio de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por su complicidad en el peor pogrom antisemita desde el Holocausto, que provocó la muerte de 85 personas y cientos de heridos. Ya es hora que los pedidos de captura emitidos por Argentina y refrendados por INTERPOL, contra siete ciudadanos iraníes – incluyendo al actual ministro de Defensa, Ahmad Vahidi – sean obedecidos”, señaló Samuels.

“En nombre de la solidaridad latinoamericana, pedimos que sus anfitriones le hagan saber a Ahmadinejad que apoyan el pedido de la Justicia argentina. Les solicitamos también que condenen la negación del Holocausto y sus amenazas genocidas contra Israel”, agregó Widder.

“Honrar a este traficante del odio con impunidad involucra a sus anfitriones como cómplices”, concluyeron los directivos del Centro.

Infobae

Deja una respuesta