ANUNCIO EN LA CASA ROSADA.Alcanza a 8 millones de personas, informó Macri. Se pagará antes de fin de año y será por única vez. El Presidente dijo que se trata de “un aporte para cuidar a los argentinos” ante “los deslizamientos de precios”.

A su regreso de la Cumbre del Mercosur en Asunción, Mauricio Macri anunció en la Casa Rosada una ayuda extra de 400 pesos para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, las mujeres embarazadas incluidas en esa política social y los jubilados que cobran la mínima. El pago será por única vez, el Presidente aseguró que se hará efectivo “antes del fin de semana largo” de fin de año, alcanzará a unas 8 millones de personas y representará una erogación fiscal de 3.300 millones de pesos.
Acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, Macri presentó el anuncio como un “aporte” para “cuidar a los argentinos” ante lo que llamó un “deslizamiento de algunos precios de la canasta básica”, y habló directamente de inflación para responsabilizar a Cristina Kirchner: “Hemos heredado una inflación que el Gobierno anterior se preocupó más por ocultar que por resolver. Hace mucho daño, especialmente para los que menos tienen”, indicó, e insistió con el objetivo de llevarla a “un dígito” en 2017.
La AUH está actualmente en 830 pesos y la jubilación mínima en 4.200 pesos. El beneficio se confirmó en el marco de los reclamos de los gremios por un bono o alguna otra compensación por el impacto de la devaluación en los salarios.

Partidos de izquierda y organizaciones sociales y sindicales marcharán esta tarde a la Plaza de Mayo con la misma exigencia y otras consignas (ver pág. 10). Macri descartó ayer el otorgamiento de un bono de fin de año: “Dada la situación que heredamos, el Gobierno no está en condiciones de pagarlo”. Y no hubo confirmaciones sobre otras medidas expresadas durante la campaña y luego del balotaje como la devolución del IVA para los productos de la canasta básica a jubilados y beneficiarios de programas sociales y la “universalización” de la AUH.
Al retirarse de la conferencia, Stanley dijo sobre el último punto que podría concretarse en enero y pidió a los receptores de planes “que no teman”: “Los van a seguir recibiendo”.
El Presidente insistió durante la conferencia de prensa, en el Salón de los Pensadores y Escritores argentinos, que la inflación constituye “el gran problema para abocarnos”, expresó su apuesta por “el diálogo entre el Gobierno, los trabajadores y las empresas”.
Y dejó una advertencia: “Soy optimista, pero en el caso de que no veamos un acompañamiento recurriremos a abrir importaciones y a tener una oferta adicional que corrija los precios”.
Sobre el final aseguró que “es imposible manejarse con billetes de 100 pesos” y que dentro de poco el equipo económico pondrá en funcionamiento “uno de mayor denominación”.
Ante los cuestionamientos de referentes sindicales, del kirchnerismo y de la izquierda, Macri rechazó que con sus primeros anuncios priorizara a los sectores de mayores ingresos en detrimento del resto. “Empezamos la semana pasada con medidas para poner a la Argentina en marcha, habilitar la capacidad de crecimiento y mejorar la producción. Eso va a generar actividades en todo el país y a crear nuevos empleos”, consideró.
“Espero que en algún momento se acuerde de los trabajadores”, había metido presión Hugo Moyano, titular de la CGT Azopardo.

Fuente: iEco