Ambos presidentes se saludaron con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras antes de la reunión privada que sostendrán, la tercera desde que en diciembre de 2014 se anunció el deshielo en las relaciones entre ambos países.

A primera hora de la mañana, Obama se trasladó al barrio El Vedado para depositar una ofrenda floral en el gran memorial dedicado a Martí ubicado en la Plaza de la Revolución, y participar de un tour por el edificio más alto de toda la ciudad que contiene un museo y un mirador a 129 metros de altura, desde donde es posible contemplar la ciudad.

www.telam.com.ar