El enganche sufre de una tendinitis aquileana, un tipo de enfermedad que se considera «traicionera» por su complicada recuperación. A Claudio Borghi, esta lesión lo retiró del fútbol

La tendinitis aquileana que afecta a Juan Román Riquelme es, junto a la osteocondritis, una de las peores lesiones de las que puede padecer un futbolista, incluso peor que una rotura de ligamentos, ya que de esta última la mayoría se recupera.

La del enganche de Boca es una enfermedad que puede predisponer a la ruptura del tendón de Aquiles, más aún con exigencia física de por medio.

Dicha patología se considera «traicionera» porque calma al comenzar el trabajo de recuperación, pero progresivamente aumenta la posibilidad de una lesión mayor.

Síntomas
Dolor agudo en la zona afectada, al correr, caminar o al tratar de elevarse del piso. La sensibilidad es estrema y la piel puede presentar hinchazón y temperatura en la zona de inserción en el calcáneo.

Tratamientos
El tradicional, con medicamentos antiinflamatorios no esteroides (ibuprofeno) acompañados de fisioterapia, en los casos más leves.

En los más graves, se requiere de una cirugía para extirpar el tejido inflamado que se ubica en la zona que recubre el tendón, además de aquellas que presenten anomalías, si las hay.

Recuperación
En el caso de la cirugía, en gran porcentaje de los casos, resulta efectiva, pero en aquellos en los que el dolor continúa, hay riesgos de desgarro completo en el tendón.

Tal diagnóstico es el peor de los casos, que se da cuando el tendón afectado se somete a actividad.

Fuente: Infobae

Por Leo

Deja una respuesta