El pasado 27 de enero, a través de lo que los investigadores denominaron una real “operación comando”, la facultad de Medicina ubicada en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires fue saqueada e incendiado parte de su inmueble.
El hecho tuvo características espectaculares, al punto que se utilizaron armas de fuego y se aprovechó el momento en que no había aún vigilancia en el lugar.

Según informó oficialmente el decano de esa universidad, Alfredo Buzzi, al menos seis personas armadas amenazaron al sereno y robaron documentación y elementos de computación. También provocaron un incendio.

Autoridades de esa casa sostuvieron que se trató de un ataque “político” y “mafioso” y señalaron a una agrupación llamada “Que Razón de Ser” (QRS) como responsable de lo ocurrido.

En realidad QRS es una entidad fundada por un tal Efraín Banzaquén, al provocarse una escisión en 2002 de Franja Morada.

QUÉ HAY DETRÁS DEL MAFIOSO ROBO A LA FACULTAD DE MEDICINA
Interes, Política — By Marta on Febrero 9, 2011 at 13:19
Easy AdSense by Unreal

El pasado 27 de enero, a través de lo que los investigadores denominaron una real “operación comando”, la facultad de Medicina ubicada en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires fue saqueada e incendiado parte de su inmueble.
El hecho tuvo características espectaculares, al punto que se utilizaron armas de fuego y se aprovechó el momento en que no había aún vigilancia en el lugar.

Según informó oficialmente el decano de esa universidad, Alfredo Buzzi, al menos seis personas armadas amenazaron al sereno y robaron documentación y elementos de computación. También provocaron un incendio.

Autoridades de esa casa sostuvieron que se trató de un ataque “político” y “mafioso” y señalaron a una agrupación llamada “Que Razón de Ser” (QRS) como responsable de lo ocurrido.

En realidad QRS es una entidad fundada por un tal Efraín Banzaquén, al provocarse una escisión en 2002 de Franja Morada.

Eran en su mayoría radicales que arrastraban también a activistas independientes. Comenzaba así una historia de alianzas y traiciones con la conducción de la Facultad y QRS se convertía en uno de los apoyos de Alfredo Buzzi para llegar a decano.

Benzaquén ganaba elecciones y poder. Fue el presidente del Centro de Estudiantes y ya como graduado consiguió quedarse con un puesto clave: secretario general.

Para el 2009, la relación entre Benzaquén y la conducción se había quebrado y corrían las acusaciones de uno y otro lado. Las reuniones del Consejo Académico se habían convertido en duelos entre Benzaquén y Buzzi. Fue en uno de esos cruces que el jefe de QRS acusó al decano por la desaparición de un millón y medio de pesos.

Benzaquén, que había comenzado en la UCR era entonces un aliado Kirchnerista. La relación con la conducción de Buzzi se quebró cuando desde la Facultad le dieron su apoyo a una agrupación más fuerte, Nuevo Espacio, otra herencia que dejó Franja Morada.

En octubre, QRS perdió la conducción del Centro de Estudiantes a manos de un frente de izquierda. Benzaquén ya había dejado su cargo como secretario general y la agrupación empezaba a convertirse en una pequeña minoría.

“Un grupo comando”

“Es seguro que los autores materiales y los instigadores intelectuales de este gravísimo hecho han procurado afectar políticamente a quienes conducen esta Casa de estudios”, subrayaron las autoridades de la facultad.

Además, destacaron que de acuerdo a los datos con que cuentan hasta hoy en el asalto intervino un “grupo comando” de al menos seis personas que irrumpió en la sede de Paraguay 2155.
El grupo, según el informe, permaneció “varias horas” en la zona de la Dirección General de Postgrado y la Secretaría de Educación Médica, de donde sustrajo computadoras, impresoras, fotocopiadoras y “abundante documentación”.

“También destruyeron otros papeles, rociaron con combustible (kerosene) muebles, papeles y demás bienes, provocaron un incendio y huyeron”, sostuvieron las autoridades de la facultad.

“En otras dependencias (Admisión, Alumnos, Mesa de Entradas y Archivo) sustrajeron gran cantidad de documentos de variada significación, no pudiendo determinarse si esto último sucedió en esos momentos o previamente”, agregaron.

En el comunicado se detalla que para llevarse los elementos robados el grupo debió utilizar “al menos un vehículo de transporte de cargas”. Y subrayaron que cuando dejaban el lugar uno de los asaltantes amenazó con un arma de fuego del sereno, a quien ataron las manos y dejaron un “mensaje mafioso”.
La facultad resolvió avanzar en medidas para que los daños “sean mínimos” para alumnos y docentes, incrementar la seguridad, y “promover, respaldar y profundizar cuanta investigación judicial y administrativa haya comenzado o sea iniciada”.

En ese sentido, manifestó “la firme convicción de que se logrará identificar a las manos que ejecutaron y al cerebro que organizó esta acción, de modo que ninguno de ellos quede exento de las más severas sanciones penales, académicas y políticas que pudieran corresponderles”.

Mientras tanto, la Justicia investiga, lenta pero firmemente. Un nombre aparece en el horizonte de los investigadores como el más probable a la hora de resolver el caso: Efraín Benzaquén.

La toma registrada por una cámara de seguridad de la zona, sería el nexo entre un vehículo y este sospechoso hombre.

————————————————————–

Robo en la UBA: repudiaron las declaraciones de un dirigente

(Calrin)- Alfredo Buzzi y Marcelo Torino, decano y vice de la Facultad de Medicina, repudiaron ayer mediante un comunicado las declaraciones que los vinculan con la causa conocida como “la mafia de los medicamentos”. Carlos Zamparolo, uno de los directores de la droguería Núcleo Farma, dirigente estudiantil y militante del PJ Capital, también rechazó la acusación.

Quien los ligó con la investigación –a través de una nota publicada ayer en Clarín – es Efraín Benzaquén, referente de la corriente política Qué Razón de Ser (QRS), una fuerza minoritaria en Medicina. Lo hizo luego de que las autoridades de la sede de la UBA lo responsabilizaran del robo de documentos y del incendio ocurrido el 27 de enero. “Es una difamación que no encuentra asidero fáctico y por la cual realizaremos acciones penales”, consideraron Buzzi y Torino en una carta firmada en conjunto.

Zamparolo, por su parte, aseguró que “la empresa que integra (Núcleo Farma) no está vinculada a un hecho ilícito, si no sometida a numerosas auditorías”.

Uno de los monitoreos está a cargo de Confianza Pública, dirigida por Graciela Ocaña, ex ministra de Salud y principal denunciante de “la mafia de los medicamentos”. Ella también salió al cruce: “Las autoridades de Medicina colaboraron siempre en la gestión, incluso en la denuncia contra los implicados en la mafia de los medicamentos. No tienen vinculación alguna con ese ilícito”, dijo.

Fuente: clarin.com

————————————————————

Fuentes:Carlos Forte/Diario Clarín/Tribuna de Periodistas/La Nación/Entrevistas varias

Por Marta

Deja una respuesta