El diputado Leonardo Grosso, a causa de la muerte del futbolista de Banfield a manos de un efectivo policial, indicó que consideró que la Policía Bonaerense «parece una fuerza autogobernada sin ningún direccionamiento político»

El homicidio del futbolista de Banfield reactivó los embates del oficialismo contra el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal. Esta vez, fue el diputado nacional del Frente para la Victoria-Movimiento Evita Leonardo Grosso quien marcó que el hombre de Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires debería renunciar, porque «no controla ni maneja la Policía Bonaerense, parece una fuerza autogobernada sin ningún direccionamiento político».

El legislador indicó que «Casal debería renunciar para que la gestión del gobernador Scioli avance en la prevención del delito y no en la violencia institucional como lo está haciendo».

Grosso remarcó que «el ministro Casal se comporta de manera muy cínica al apartar al policía que mató a Lautaro porque esta modalidad que se viene repitiendo no modifica la política de seguridad provincial sino que se trata de una reacción tardía y no ataca al problema de fondo».

Agenciacna.com

Deja una respuesta