Tel Aviv, 31 de enero (Télam).- El presidente de Israel, Shimon Peres, manifestó hoy su apoyo explícito a su par Hosni Mubarak, frente a la rebelión popular que desde hace 7 días ganó las calles y exige la renuncia del mandatario egipcio. «Siempre hemos tenido y tenemos gran respeto por el presidente Mubarak. No decimos que todo lo que haga sea correcto, pero hizo una cosa por la que le estamos agradecido: mantener la paz en Medio Oriente», afirmó Peres, según informa la agencia de noticias Europa Press. El mandatario israelí advirtió que «un régimen fanático y religioso en Egipto no será mejor que la falta de democracia». Egipto es un aliado estratégico de Israel en la región y siempre inclinó la balanza en su favor, sobre todo en la cuestión palestina. Hasta hoy, Israel había mantenido un perfil bajo ante los acontecimientos que transcurren en el país vecino, que amenazan no sólo con derrocar al régimen sino también con extenderse a otros países de la región. El premier israelí, Benjamín Netanyahu, pidió a sus ministros que mantengan extrema cautela y que no hagan declaraciones a los medios de comunicación. Netanyahu mismo tardó cinco días en abordar en público el asunto y lo hizo sólo para señalar que su objetivo es mantener la paz con Egipto, «esté quien esté en el poder». Esta explícita declaración de Peres llega poco después de que Israel pidiera a EEUU, China, Rusia y varios países europeos que bajen el tono de sus críticas al régimen de Mubarak. Según informa el diario Haaretz, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí remitió el sábado un cable a sus embajadas en Estados Unidos, Canadá, China, Rusia y varios países europeos. En el mensaje, las autoridades israelíes pidieron a sus diplomáticos que transmitieran «lo antes posible» a los gobiernos occidentales la importancia de preservar «la estabilidad en Egipto». En los últimos días, Tel Aviv trató de convencer a sus aliados de que es necesario mantener en el poder a Mubarak, que ha garantizado el cumplimiento del acuerdo de paz firmado entre Egipto e Israel con los Acuerdos de Camp David en 1978.

Por Marta

Deja una respuesta