Fantasía en el aire.

Una aerolínea de Canadá lanzó una nave pintada con los personajes de la famosa película de Disney.

La aerolínea canadiense WestJet, en colaboración con Walt Disney Parks & Resorts, lanzó un avión temático de Frozen. Un equipo de diseñadores lo pintó con imágenes de Anna, Elsa y Olaf, los tres personajes principales de la taquillera película animada.

Para crear la escena fueron necesarios más de 170 potes de pintura. El diseño incluyó 23 colores y se le agregaron destellos en algunas partes para simular movimiento, como si el vehículo estuviera volando aunque esté detenido. Fue pintado en Texas, por un equipo de trabajo que incluyó personal de Canadá, Estados Unidos y Alemania. Les llevó 21 días terminarlo.

Los creadores se pusieron como objetivo «contar una historia». En la cola del avión se depliegan Anna y Elsa, las dos hermanas de la realeza de Arendelle: la primera, con toda su bondad y cariño, mientras que la segunda aprovecha su poder de crear hielo con las manos.

Luego, esa magia se traslada para ir calentando el centro del avión hasta llegar a la cabina, donde Olaf disfruta de un día de verano en la playa. En la película, este personaje sueña con ir a un lugar cálido y la aerolínea decidió cumplirle esa fantasía.

El diseño también se trasladó al interior, tanto en las paredes como en los respaldos de los asientos. Se usaron paletas de colores que reflejan las distintas estaciones. Cuando los pasajeros entran al avión, se dan cuenta de que la transición de tonos, que van de los calientes a los más fríos. La parte delantera representa al verano, con imágenes de girasoles. En la mitad, se empiezan a mostrar signos del invierno, que van haciendo una transición hacia un ambiente congelado y con nieve. La parte trasera representa una escena muy similar a la de la película Frozen.

El 18 de octubre se hizo un evento de presentación, con la presencia de muchos niños que se mostraron fascinados. Es que Frozen es todo un fenómeno: recaudó más de 1.274 millones de dólares en todo el mundo y se convirtió en la película de animación más taquillera de la historia.

Fuente: Clarin