Tania Luna recibió hoy su nuevo documento en un acto que se realizó en el Congreso de la Nación. La actriz, quien nunca se ha operado para cambiar su sexo, pidió que su caso “no sea un hecho aislado».

La vedette travesti Tania Luna recibió hoy su Documento Nacional de Identidad (DNI) con el cambio de nombre y junto a la dirigencia de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) reclamó la sanción de un régimen para «el reconocimiento y respeto a la identidad de género».

El titular del Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (INADI), Claudio Morgado, sostuvo que la entrega DNI a personas transexuales y travestis «es el avance en la ampliación de derechos civiles y de ciudadanía», en una conferencia de prensa ofrecida en la Cámara de Diputados.

Morgado explicó que con el reconocimiento legal de su identidad de género las personas podrán acceder a beneficios sociales, coberturas de salud y a trabajos dignos, ya que dijo que entre los transexuales las condiciones de vida suelen ser muy desfavorables y «tienen un promedio de vida muy bajo, de 36 años».

La actriz transexual Lohana Berkins, quien estuvo en la presentación de Luna, apuntó que contar con documentación acorde a su género permitirá a los travestis y transexuales tener más opciones de trabajo porque, destacó, «la prostitución no es una condición inherente al travestismo».

La semana pasada, la actriz Florencia de la V anunció también que un fallo judicial le dio la razón y le permitió tramitar su DNI con nombre femenino.

La CHA tiene registradas unas 15 presentaciones judiciales para cambio de identidad, pero no se sabe cuantos recursos hay presentados en el país.

Acompañada por el presidente de la CHA, César Cigliutti, Tania Luna -que hará temporada de teatro en Buenos Aires junto a Reina Reech- indicó a los medios que «yo puse mi mente y el cuerpo para las pericias que se exigen y espero que se dejen de exigir en el futuro» porque sostuvo son «invasivas».

Por eso, la vedette pidió que el Congreso sancione el proyecto de ley que presentó la diputada Diana Conti (FPV) junto a diputados de la centroizquierda para el reconocimiento a la identidad de género.

La iniciativa, que fue presentada el 10 de noviembre último, indica que «toda persona mayor de 16 años de edad podrá solicitar la rectificación del nombre, el sexo e imagen registral en todos aquellos registros públicos en los que figuren tales datos y que no coincidan con su género autopercibido».

Entre los requisitos, el proyecto no exige acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales ni ningún tratamiento psicomédico.

La solicitud de rectificación registral implica el cambio del prenombre propio de la persona, el sexo, y el cambio de imagen fotográfica y alcanzará a todos los registros públicos y privados del territorio nacional.

El texto indica que «la rectificación del sexo una vez realizada podrá ser nuevamente modificada con autorización judicial».

Fuente: Los Andes

Por Leo

Deja una respuesta