En enero, las compras que más subieron fueron las de combustibles (163%). Por el boom de importaciones, en enero se derrumbó el superávit comercial: cayó un 58% respecto a igual mes de 2010.

Las exportaciones sumaron US$ 5.392 millones, 22% más, mientras que las compras del exterior totalizaron 4.879 millones de dólares, una suba del 52%.

Así, 2011 debutó con luz roja sobre el excedente comercial que se redujo en un año de US$ 1.217 millones a US$ 513 millones.

El valor importado fue récord para un mes de enero.

Estos datos del INDEC, difundidos ayer, seguramente ya estaban en manos de los funcionarios de los Ministerio de Economía e Industria cuando el Gobierno, días atrás, resolvió ampliar las restricciones al ingreso de mercaderías del exterior.

Lo hizo extendiendo los productos comprendidos bajo el régimen de Licencias No Automáticas.

La medida, que provocó roces en especial con Brasil y Uruguay, llevó luego al Gobierno a prometer que esa restricción no se aplicará a los socios del Mercosur . También deben haber impactado esos números sobre otras medidas que, como las importaciones, implican una demanda y salida de divisas.

De todas maneras, con el Mercosur el intercambio estuvo desnivelado en favor de Argentina porque mientras los envíos argentinos hacia el bloque común aumentaron un 47%, las importaciones provenientes de esos países socios subieron el 36%.

Con el Mercosur, el saldo comercial fue positivo en 210 millones, equivalente al 40% del excedente comercial total, cuando en enero de 2010 había sido de solo US$ 71 millones. La valorización del real brasileño sigue favoreciendo las colocaciones en Brasil que subieron el 47%.

En cambio, con China se profundizó el déficit. Las exportaciones cayeron el 19% y las importaciones aumentaron el 54% . De un rojo de US$ 191 millones en enero de 2010 se pasó a un déficit de US$ 499 millones.

Lo mismo pasó con los países del NAFTA: el desequilibrio de US$ 209 millones un año atrás, pasó a un rojo de US$ 543 millones. Y con la Unión Europea, el superávit de US$ 232 millones disminuyó a US$ 145 millones.

Aunque con achique, los excedentes comerciales se mantuvieron con los socios del Mercosur, Chile y los países latinoamericanos integrantes de la ALADI.

Si se descuentan los incrementos de los precios, en enero las cantidades y volúmenes importados aumentaron un 40%, mientras la suba de lo exportado fue del 11%. Esto significa que el incremento físico de las compras desde el exterior fueron casi cuatro veces superiores a la suba de las exportaciones.

Si este ritmo se mantuviese a lo largo del año, desaparecería el superávit comercial que en 2010 fue de $ 12.057 millones.

En valores absolutos, las mayores compras del exterior se focalizaron en los bienes intermedios y en piezas y accesorios para bienes de capital, que son insumos para la fabricación local. También hubo una fuerte suba de los bienes de consumo (33%) y de autos (62%). No obstante, con el 163%, el mayor incremento fue responsabilidad de Combustibles y Lubricantes , por las mayores compras de gas oil, gas natural licuado y gasolinas.

Las mayores importaciones provinieron del NAFTA (64%, en bienes de capital, autos y combustibles) y de China (54%, piezas y repuestos, bienes de consumo y de capital). Aún así, con el 29% del total importado, el Mercosur continúa siendo el principal proveedor de la Argentina. Este enero hubo compras de grupos electrógenos, cosechadoras, decodificadores de tv, computadoras portátiles, y tractores entre otros Bienes de Capital.

Por el lado de las exportaciones, el incremento fue parejo en todos los rubros, con excepciones de Combustibles y Energía que se redujeron un 36% , en parte compensado por la suba del 26% en los precios. Entre los productos que generaron un incremento en valor absoluto de las exportaciones, según el INDEC, se ubicaron autos por las mayores ventas de vehículos a Brasil y otros países.

En segundo lugar, grasas y aceites, por los envíos de aceite de soja hacia Egipto, Irán, India y Argelia, entre otros países. Luego le siguieron las exportaciones de residuos y desperdicios de la industria alimenticia, por las mayores ventas de harinas y pellets de soja.

Por rubros, más de la mitad de las exportaciones argentina, el 54%, son bienes primarios y alimentos. En las compras del exterior, prevalecen las piezas y bienes de capital y los insumos industrializados.

Fuente: clarin.com

Por Marta

Deja una respuesta